Sucede en las Redes
#CamiEsUnÑoqui

Una funcionaria de Cambiemos quedó expuesta por un apriete a un joven macrista

Camila Crescimbeni, directora general del Instituto Nacional de Juventud.

Todo empezó con un sugestivo mensaje de un usuario Twitter que denunció un llamado de la funcionaria de Cambiemos, Camila Crescimbeni, quien es la directora general del Instituto Nacional de Juventud que pertenece al Ministerio de Salud y Desarrollo Social, de Carolina Stanley,

Leandro, quien se define en su propio perfil como “macrista de Juliana”, publicó: “Que lindo haber recibido una llamada de la directora nacional por un tweet mío que no le gustó”.

Y acto seguido, reveló que también fue de su agrado “responder que no me interesaba lo que tenía para decirme, que no pertenezco a la estructura partidaria y que laburo en el sector privado”. En seguida se viralizaron sus palabras en las redes con el hashtag “#CamiEsUnÑoqui”.

Como para cerrar, el denunciante volvió con otro tweet al hueso contra la presidenta de “Jóvenes Pro”: “Igual hay que tener ganas de preguntarle a gente mi teléfono para llamarme a las 9.30. ¿No tienen cosas más importantes? ¿Realmente?”, concluyó.

El enojo habría surgido por un comentario sobre una publicación en Twitter de Crescimbeni: “280 caracteres explicando el cagazo que le tienen a laburar en el sector privado”, había retrucado Leandro y ello le costó un tirón de orejas.

No obstante, la jugada a la funcionaria le salió muy mal porque las redes sociales le repudiaron su puesto en el Gobierno, asegurando que cobra hasta 120.000 pesos mensuales, y que es una “ñoqui” del Estado. Esto llegó a primera tendencia en Argentina en la red social.

Lectores: 811

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: