Provincia de Buenos Aires
Siguen sumando denuncias contra esta mala policía

Rojas: Yamila Palacios, "la usurpadora"

  • Las denuncias contra Palacios parecen no tener fin. (Imagen ilustrativa)
    Foto 1 de 2
  • Las denuncias contra Palacios parecen no tener fin. (Imagen ilustrativa)
    Foto 2 de 2

Ahora resurge un caso donde habría apoyado la usurpación de la propiedad de una señora mayor, que momentáneamente debió dejar su casa en Rojas para someterse a una operación en la ciudad de Junín, hace aproximadamente un año

Cuando regresó a su hogar se encontró con esta desagradable noticia, llamando inmediatamente a la Policía. Ahí empezó el calvario para esta mujer y su familia; puesto que Yamila Palacios encabezó un procedimiento donde cometió todo tipo de atropellos, con los que facilitó la comisión del delito de usurpación, agredió con empujones a la propietaria (una señora mayor y recién operada), provocando la lógica reacción del esposo, a quien llevo detenido en un claro abuso de poder.

Los hijos plantearon inmediatamente sus quejas al entonces jefe policial, Comisario Cristian Gómez, quien si bien les reconoció que fue un mal procedimiento, ignoró la denuncia, intentando en todo momento persuadirlos de no hacerla, dándoles a entender que Palacios gozaba de la mas alta protección política.

Y para dar una idea de la impunidad con se manejaba o, lamentablemente aun se maneja esta mala policía, basta hacer notar un detalle que no debe pasarse por alto; la pareja de uno de los hijos de la victima, es integrante de la propia policía comunal rojense, es decir colega y compañero de Palacios, Gómez y compañía, y no les importo.

Este hecho marca la tensión que genera la permanencia de Palacios en la fuerza policial local, dato que el nuevo jefe de la estación comunal, Comisario Ernesto Pagues, no debería pasar por alto, para no seguir la suerte del desplazado Fernández. Igualmente ya estaría recibiendo fuertes presiones del secretario de seguridad municipal, Miguel Núñez para acelerar la reincorporación de Palacios y que todo siga igual.

En definitiva esta familia se encuentra inmersa en medio de problemas judiciales que nunca en su vida pensaron en atravesar, con abogados activando el desalojo, con los gastos que eso implica y, con amenazas constantes de Palacios y su patota.

Para cerrar, haremos referencia a la foto que acompaña esta publicación, puesto que resulta uno de los casos más emblemáticos de esta mala policía, encargada de los negocios sucios de la recaudación de las cajas negras policiales y políticas.

En ese domicilio de calle Saavedra casi Avenida San Martín, encabezó un falso allanamiento buscando supuestamente al archi conocido delincuente Matías Preciado, sabiendo que allí no se encontraba. El motivo por el cual destrozo literalmente esta propiedad con ese insostenible argumento, era seguir las órdenes de su jefe político Núñez, ya que la propietaria de esa casa de calle Saavedra estaba resultando una molestia a su gestión política y había que hacerla callar. Pero erraron el procedimiento, ya que la señora no solo no se calló, sino que ahora esta gritando más fuerte con denuncias concretas en la justicia, aguardando ansiosamente que prosperen y los responsables de sus penurias sean castigados con las penas que merecen.

Lectores: 14293

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: