Mundo NOVA
Crisis sin precedentes

Guinea Ecuatorial expone a la República de Annobón a un extractivismo irreparable

Estas detonaciones, realizadas con el fin de extraer minerales y piedras, han dejado cicatrices permanentes en la isla.
Imágenes impactantes revelan la magnitud de la destrucción: vastos agujeros que no solo imposibilitan la agricultura, sino que también representan un desastre ecológico irreparable.
Imágenes impactantes revelan la magnitud de la destrucción: vastos agujeros que no solo imposibilitan la agricultura, sino que también representan un desastre ecológico irreparable.

La República de Annobón enfrenta una crisis sin precedentes debido a las explosiones sistemáticas llevadas a cabo por el régimen ocupacional de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. Estas detonaciones, realizadas con el fin de extraer minerales y piedras, han dejado cicatrices permanentes en la isla, transformando antiguas zonas de cultivo en socavones inservibles. Imágenes impactantes revelan la magnitud de la destrucción: vastos agujeros que no solo imposibilitan la agricultura, sino que también representan un desastre ecológico irreparable.

El impacto de estas actividades extractivas ha sido devastador para la población local. Las explosiones, que sacuden los cimientos de la isla, obligan a los habitantes a refugiarse en la playa durante las detonaciones. Las viviendas se derrumban y la calidad de vida se deteriora día a día. La roca que sostiene el lago de la isla, crucial para el suministro de agua, está a punto de colapsar debido a la explotación subterránea, lo que podría desencadenar una catástrofe sin precedentes.

Las consecuencias ambientales son alarmantes. Las zonas que antes eran fértiles y productivas ahora son terrenos baldíos, incapaces de sostener cualquier tipo de cultivo. Este saqueo de recursos no solo perjudica la economía local, sino que también amenaza la frágil seguridad alimentaria de la población annobonesa. La pequeña extensión de la isla, de apenas 17 kilómetros cuadrados, agrava la situación, haciendo que cada pérdida de tierra cultivable sea un golpe significativo para los habitantes.

El régimen de Guinea Ecuatorial ha mostrado un desprecio total por el bienestar de Annobón y su gente. La extracción de recursos beneficia exclusivamente a la etnia Fang, que detenta el poder, dejando a los annoboneses en una situación de vulnerabilidad extrema.

Recientemente, Ambô Legadu ha publicado un artículo destacando la introducción de una maquinaria perforadora para extraer aguas subterráneas en la isla, ignorando la necesidad urgente de conservar los recursos naturales y avasallando la soberanía de Annobón. Además, se ha constatado la importación irresponsable de especies invasoras como caballos, serpientes venenosas y cocodrilos, que han alterado el delicado equilibrio ecológico de la isla.

Orlando Cartagena Lagar, primer ministro de la República de Annobón, ha declarado: “El régimen de Guinea Ecuatorial está saqueando nuestra tierra y destruyendo nuestro patrimonio natural sin remordimientos ni consideración por las consecuencias devastadoras”. Esta declaración refleja la frustración y la desesperación del pueblo annobonés ante la agresión continua y la falta de acción por parte de la comunidad internacional.

Es imperativo que la comunidad global intervenga de manera urgente para detener estos abusos ambientales y proteger a Annobón de la explotación desenfrenada. La lucha por la independencia de la República de Annobón no solo es una cuestión de soberanía política, sino también de justicia ambiental y respeto por la biodiversidad global. La isla, con su rica historia y su biodiversidad única, merece ser salvaguardada y protegida para las generaciones futuras.

Lectores: 2328

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: