Sexo y erotismo
Etapa de muchos cambios

Sexo y citas después de la menopausia: cómo afrontarlos y volver a disfrutar

La menopausia es una etapa que llega acompañada de muchos cambios, tanto emocionales como físicos, lo que implica tener que adaptarse a ellos en todos los planos de nuestra vida.

Tres expertas en salud y sexualidad femenina nos hablan sobre las relaciones sexuales en la menopausia y nos dan las claves para adaptarnos a los cambios físicos y psicológicos que esta etapa supone en nuestra vida íntima.

La menopausia es una etapa que llega acompañada de muchos cambios, tanto emocionales como físicos, lo que implica tener que adaptarse a ellos en todos los planos de nuestra vida. Como apunta la doctora Marta Sánchez-Dehesa, jefe del Equipo de Ginecología y Obstetricia del HM IMI Toledo y de la unidad de Menopausia, “la menopausia es una etapa inevitable en la vida de todas las mujeres y cada una la vive de una manera distinta". Como añade esta experta, "durante este periodo de cambios físicos y emocionales se produce una interacción compleja entre los efectos propios de la menopausia, el proceso natural del paso del tiempo y las tensiones típicas de la mediana edad”.

¿Qué ocurre cuando mezclamos menopausia y relaciones sexuales? Según los resultados del I Estudio de Intimina sobre Sexo y Menopausia, es habitual que las mujeres experimenten signos como sofocos (68 por ciento), sequedad vaginal (44 por ciento) y cambios en el estado de ánimo (42 por ciento). “Estos cambios afectan directamente a las relaciones sexuales: 9 de cada 10 mujeres afirman que tanto la frecuencia de sus relaciones sexuales (92 por ciento) como su satisfacción (93 por ciento) han disminuido. Entre los motivos más comunes, las mujeres señalan la disminución de la líbido (74 por ciento), la sequedad vaginal (56 por ciento) y dolor o molestias durante las relaciones sexuales (30 por ciento)”, dicen desde Intimina.

Otra de las conclusiones del estudio de Intimina es que sólo tres de cada diez mujeres (37 por ciento) ha buscado ayuda: un 56 por ciento ha recurrido a profesionales sanitarios y un 19 por ciento a sexólogos. Por eso, lo primero que queremos aclararte es que sí se van a producir cambios con la menopausia, pero actualmente tienes soluciones para suavizarlos y volver a disfrutar de tus relaciones íntimas igual que antes (en algunos casos mejor).

"La menopausia, sin duda, trae consigo sus retos, pero es muy importante verla también como una etapa de transformación; una puerta hacia nuevas dimensiones de placer e intimidad. Nos invita a redescubrirnos, no sólo individualmente sino también en pareja, liberándonos de las ataduras reproductivas y abriéndonos a una exploración más profunda de nuestras necesidades, deseos y bienestar", dice Marta León (@foodgreenmood), especialista en nutrición, alimentación, salud femenina y hormonas, y autora de Alimentación y salud femenina. Cuida tus hormonas comiendo rico.

Cambios en la sexualidad durante la menopausia y soluciones

“Los signos físicos de la menopausia, comúnmente denominados cambios perimenopáusicos, suelen comenzar a los 40 años, aunque en algunas personas pueden iniciarse antes. Pero también muchas otras veces la menopausia natural no manifiesta ningún cambio físico notable durante la perimenopausia, excepto periodos menstruales irregulares que finalmente cesan cuando se alcanza la menopausia”, explica Sánchez Dehesa.

Sin embargo, continúa esta experta, “hay ocasiones en las que los periodos menstruales irregulares de la perimenopausia van acompañados de sofocos, problemas para dormir y/o sequedad vaginal. Estos síntomas pueden afectar la calidad de vida y la función sexual, tanto de la mujer como de su pareja”.

Marta León nos detalla los cambios que suelen producirse durante la menopausia:

Libido. “Puede verse afectada durante la transición a la menopausia, pero esta disminución no es permanente. En muchos casos el deseo sexual se estabiliza o incluso aumenta una vez que el cuerpo se ajusta a su nuevo equilibrio hormonal. Por ello es esencial abordar el estrés, el sueño y la comunicación con la pareja como factores que también influyen en la libido”, subraya León.

Sequedad vaginal. Como apunta Marta León, “es uno de los cambios más incómodos de la menopausia”. Para este síntoma, como señala la experta, “la industria nos ofrece desde lubricantes a base de agua, hidratantes vaginales a base de espino amarillo, ácido hialurónico, vitaminas especificas o incluso terapias locales de estrógeno, siempre evidentemente bajo supervisión médica porque no somos todas iguales”. Además, esta experta afirma que “la alimentación puede jugar un papel clave aquí, ya que el tejido de nuestras mucosas necesita alimentos ricos en omega 3 (pescado azul, semillas de lino y chía) o en vitamina A (alimentos de color anaranjado como la calabaza, boniatos, melocotón, mango o los huevos)”.

Dolor durante las relaciones sexuales. “Asociado a la sequedad vaginal o dispareunia, suele tratarse con lubricantes, aunque también hay otras estrategias alternativas que pueden ayudar a cuidar la salud del tejido, mejorar la irrigación sanguínea de sus células y con ello, mejorando la experiencia sexual, como los ejercicios de suelo pélvico y los orgasmos terapéuticos”, apunta León.

¿Tiene alguna ventaja la menopausia? “Claro que sí, porque menopausias hay muchas y no todas la vivimos de la misma manera ni experimentamos las mismas manifestaciones”, subraya Marta León. “Muchas mujeres afirman experimentar una sensación de libertad sexual después de la menopausia, ya que la preocupación de un embarazo no deseado se disipa", apunta. "La menopausia también representa una transición hacia una nueva fase de libertad y autoconocimiento; muchas mujeres se sienten más seguras, con una autoestima más sólida y con una mejor relación consigo mismas, aunque esto evidentemente dependerá del camino personal de cada una de nosotras", añade.

Cómo afecta la menopausia a las citas

Las relaciones sexuales no son lo único que cambia a raíz de la menopausia, también lo hacen las citas. Como revela el estudio de Intimina, de las mujeres que han mantenido citas durante la menopausia, seis de cada diez han notado diferencia en cómo se han desarrollado (61 por ciento). El 38 por ciento de las que han acudido a una cita durante la menopausia no han mantenido relaciones sexuales o las han mantenido menos. El estudio también refleja que estas mujeres han notado una menor seguridad en sí mismas a la hora de acudir a las citas (35 por ciento).

De hecho, esta inseguridad también está presente en su vida diaria: un 58 por ciento las mujeres afirma haber sentido cambios generalizados en su autoestima. “Cada día son más las mujeres que tienen problemas con su autoestima y esto no disminuye con la menopausia. Ocurre lo contrario, estos problemas aumentan. Es necesario una buena educación sexual para poder saber cómo afrontar los cambios que nuestro cuerpo puede experimentar antes, durante y después de la menopausia”, afirma Selina Giacuzzo, business development manager en Intimina. Así afecta la autoestima en la relación de pareja.

¿También te ha pasado a ti o ni siquiera te has atrevido a tener una cita y mucho menos sexo? Entonces necesitas subir tu autoestima con las soluciones que nos proponen estas expertas.

Lectores: 1472

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: