El columnista invitado
Fuerte

Viggo Mortensen define como payaso al orco Milei

Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y performer.

Por Eduardo Sanguinetti (*), especial para NOVA

“Los diferentes son eliminados por la policía, por su familia y otros por sí mismos. Lo que queda es lo que ves… Es duro ¿no?... ¡It’s hard!” (Fragmento de mi libro Big Relato, 2007)

Viggo Mortensen, a quién he conocido en 2003, cuándo se estrenaba en Buenos Aires "Las dos torres", el 2º film de la zaga "El Señor de los anillos", lanzó un puntual y acertado comentario sobre el orco Javier Milei: "Es un "payaso, muñeco de la derecha, manipulado por otros"... Nada que agregar, sobre todo por ser este actor, poeta, músico y demás actividades, un ser talentoso, inteligente, sensible y con coraje de decir siempre lo que siente y piensa, cómo lo manifestado en diálogo con el medio español RTVE...

No olvidemos que en el film interpreta a Aragorn, quién se enfrenta al ejército de orcos, término que utilizo hace años cuándo me refiero a los corruptos, represores, ignorantes y violentos, que gobiernan Argentina, entregando soberanía, siempre del lado de la destrucción y eliminación de esta tierra, dejando a un pueblo sin representatividad, en estado paria.

Una revolución drástica y consumada, sin teorías declaradas, ni ideologías expresadas, se impuso en Argentina, con ayuda de gobiernos de traidores y delincuentes de todo tipo, se hizo visible cuándo ya se instauró el nuevo orden imperial de cotillón outlet, aplicando una ley de eutanasia novelada.

¿Y 40 años de democracia?, no tiene una macro-deuda con el pueblo argentino, en estado de precariedad y pobreza… Hay responsables, sin dudas en el festival de estafas y fugas corrupción endémica, de ignorantes y mafiosos, como lo es el fugado y retornable Pepín Rodríguez con la justicia de su mano, el subsidiado Marcos Galperín de mercadito free, el hombre más rico de Argentina, viviendo en Uruguay, "zapatitos de charol" Mauricio Macri, quién envió a su mensajero hoy ministro de economía el "Toto" Caputo, a tomar una deuda privada y criminal al margen de toda reglamentación del FMI y el mutante motonauta Daniel Scioli cambiando de ideología según la ocasión, sumado a una horda de atorrantes, legisladores y demás fauna del espantoso poder político de toda ideología al servicio de imperios genocidas que dicta y rige los destinos de un país en bancarrota, promocionados todos/as desde medios mercenarios de desinformación…

Corrupción sistémica, a velocidad extrema, este país se elimina día a día, hoy gobernado por un ridículo cerdito, mitómano, plagiario de libros de autores de fuste, como el físico plagiado por Milei: Salvador Uribarri, doctorado en economía en Oxford, quién le inició una causa por dicho delito, a lo que el físico sentencia: “Ni la Argentina ni ningún país merecen impostores que engañan a los votantes. El problema es que el votante Argentino no tiene en su visión para donde votar entre el demonio y el diablo. Si Milei fuera sujeto a una sanción por estar vendiendo un libro con ideas que no son de él, ¿qué confianza se le tendría en una relación bilateral como Presidente?”

Todo lo expresado con las mejores intenciones de sembrar claridad y verdad en una realidad difusa, lo manifiesto yo, un iconoclasta, dando espacio como individuo libre, silenciado y amenazado, que denuncia a este sistema genocida, que proclama a viva voz que se debe sufrir para alcanzar una meta miserable de pertenencia a un establishment de roñosos delincuentes…

Las consignas de las dictaduras también se reciclan, sobre todo porque con el tiempo estas se fueron legitimando y el reciclaje es integral, aplicándose a las prácticas de vidas ficcionales de millones de habitantes…

El ocultamiento de la verdad es regla de una subcultura travestida por sujetos-objetos elevados a símbolo del porno mercantil, promocionada por medios mercenarios, cual tendencia a seguir, rindiendo frutos en las arcas de los siempre presentes delincuentes de albañal, fundadores la «cofradía del tajo sonriente»…

Toda ilusión de autonomía se ve conmocionada y coartada para nosotros, ciudadanos libres, con deseos de estar informados, en cuanto nos enfrentamos con la imagen del mundo mediático-virtual impuesta por el poder de los medios, que dibujan la realidad a su antojo, en concordancia con los poderes políticos y privados. Todo se torna incierto ante una comunidad mundial anestesiada, cual manada que camina a su exterminio… Los rumores mediáticos, tras haber sido repetidos un par de veces, toman carácter de evidencia y el peso indiscutible de verdades históricas seculares.

Asimismo, se construyen reputaciones de periodistas policías que garantizan una cobertura desinformante al servicio de intereses particulares. Por supuesto que ya no existen canales informativos como para que la comunidad mundial acceda a la verdad de lo acontecido; las puertas se han cerrado y los límites se han roto. En la vertiente del gran juego mediático, el pacto de credibilidad se rompe.

La comunidad entera debe tener la certeza de que los dueños del poder, no escuchan razones ni argumentos y de que no existe apelación posible, cuando se cae en la cuenta de que existe una desinformación cierta al servicio de intereses particulares, sin importar el nombre que elija el sistema para enmascarar su avidez, su egoísmo, cuando la miseria es la norma, cuando se cae en la cuenta de que ellos están dispuestos a destruirnos, cuando finalmente la humanidad cae en la cuenta de todo esto, pienso que ha llegado la hora...

Ha llegado la hora de la justicia y no hay nada más humano y más pleno de sentido que la justicia ejecutada por los que resisten al poder de los estúpidos, a la justicia criminal, a la avidez burguesa, a la hipocresía de los organismos internacionales, a la genuflexión de los intelectuales, a la manipulación de las corporaciones económico-mediáticas... Esa visión recorre el mundo; el sueño de un mundo para todos aparece en los sueños, se desliza y corre entre la gente como un rumor y una leyenda, levemente…

(*) Filósofo (Cambridge, Inglaterra), poeta, performer, ecologista, artista y periodista argentino. Pionero en el arte performativo. Precursor del minimalismo en América Latina y del Land Art según Jean Baudrillard. Autor del "Manifiesto de los indignados contra el neoliberalismo'' año 2011. Miembro-asesor de The World Literary Academy (Cambridge, Inglaterra), "Biography of the year Award" Historical Preservation of America (1986), "Man of the Year" IBC Cambridge 2004. Honoris Universidad de Bologna. Nominado en dos ocasiones a la Beca Guggenheim. Miembro activo de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE).

Lectores: 599

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: