Sexo y erotismo
Infidelidad

Encuesta revela que el 85 por ciento de las personas preferiría engañar a su pareja antes que traicionar sus hábitos

¿Infieles? Sí, pero de la puerta para adentro.
Según los últimos datos de Ashley Madison, el principal sitio de citas para personas casadas del mundo, la infidelidad tiene un límite cuando se trata de servicios y costumbres favoritas.
Según los últimos datos de Ashley Madison, el principal sitio de citas para personas casadas del mundo, la infidelidad tiene un límite cuando se trata de servicios y costumbres favoritas.

Ya lo dice el refrán: “Infiel una vez, infiel para siempre”. Pero, ¿esto es realmente así? En su nueva encuesta, la plataforma global de citas para personas casadas Ashley Madison determinó el grado de fidelidad de sus miembros, que si bien muchas veces están “flojos de papeles” en el dormitorio, funcionan como un reloj suizo en otros aspectos de su vida cotidiana.

Por ejemplo, el 82 por ciento de los encuestados afirmó estar dispuesto a engañar a su pareja antes que a su restaurante favorito de comida y el 89 por ciento de los encuestados lo prefiere antes que alterar su vínculo con su agente inmobiliario o su entidad bancaria.

En cuanto a cuidado personal, el 82 por ciento de los miembros preferiría engañar a su pareja antes que a su peluquero y/o barbero, siendo ellas (87 por ciento) frente a ellos (82 por ciento) quienes más dispuestas están a cambiar de sábanas…pero no de tijeras.

En ese sentido, los hombres son los menos propensos a hacer trampa en una carrera deportiva (7 por ciento), mientras que las mujeres son las menos inclinadas a engañar a su terapeuta (6 por ciento), lo que indica que la salud mental y el bienestar son valores inflexibles para las mujeres de Ashley Madison, mientras que los hombres valoran la competitividad y la transparencia en sus hazañas.

¿Algunos datos más? El 85 por ciento de los miembros afirmaron que elegirían ser infieles antes que probar otro gimnasio; y si de tecnología se trata, el 84 por ciento preferiría engañar a su pareja antes que a su marca de celular predilecta.

“La manera en que una persona lleva adelante sus vínculos sexoafectivos no siempre es un patrón de conducta que podamos tomar como parámetro para su desempeño en otras áreas de su día a día. Es un mito definir la fidelidad de una persona solo por sus relaciones”, explica Christoph Kraemer, director ejecutivo Latam de Ashley Madison.

Queda claro, entonces, que si de fidelidad hablamos, los miembros eligen no aplicarla solo en las cuatro paredes del dormitorio…

Lectores: 825

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: