Judiciales y Policiales
Polémica

Ministro de Milei en el ojo de la tormenta por antiguos vínculos con "El Patrón del Mal"

El ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona fue abogado de Mateo Corvo Dolcet, acusado de participar en una presunta maniobra de lavado de dinero del narcotráfico colombiano. (Dibujo: NOVA)

El 29 de septiembre de 2017, el abogado Mateo Corvo Dolcet, quedó detenido acusado de participar en una presunta maniobra de lavado de dinero del narcotráfico colombiano, y en ese momento recurrió a su amigo y colega, Mariano Cúneo Libarona, quien se hizo cargo de su defensa inmediatamente.

El caso terminaría conectando al actual ministro de Justicia con la viuda del capo narco más emblemático de la historia de Latinoamérica, Pablo Escobar Gaviria,de acuerdo a los documentos y testimonios obtenidos por elDiarioAR.

Corvo Dolcet y Cúneo Libarona se conocieron trabajando en los tribunales de Talcahuano al 500. Ambos son hijos de reconocidos juristas. Corvo trabajaba en una de las dos secretarías del juzgado de Instrucción 18, a cargo del juez Remigio González Moreno. Cúneo era el secretario del juzgado de Instrucción 11, publicó Clarín.

El destape de la olla

En medio de las insistentes declaraciones tanto de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich como del presidente, Javier Milei sobre que el país enfrenta un momento decisorio con el “narcoterrorismo” que debe ser abordado sin ambigüedades por todas las estructuras del Estado, el escándalo de Cunea Libarona sale a la luz.

Fue el periodista del diario La Nación, Carlos Pagni, quien denuncio que el ministro de Justicia, se desempeñó como abogado defensor de Miguel "Mameluco" Villalba, un jefe narco de la periferia bonaerense. La publicación ha provocado un revuelo previsible.

Bajo ese escenario, el funcionario nacional dijo a la periodista Paz Rodríguez Niell (en el programa ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?, de Radio Con Vos) que en realidad su estudio jurídico defendió al hijo del capo narco, también acusado de tráfico ilegal de estupefacientes.

Los hilos rojos que unen a Libarona con Escobar

La investigación que une a Corvo Dolcet con los deudos de Pablo Escobar nació en septiembre de 2016, a partir de una comunicación cursada por el representante legal de la oficina local de la Drug Enforcement Administration (DEA) de los Estados Unidos. Entonces, el ministerio de Seguridad estaba a cargo de Patricia Bullrich.

La DEA alertó entonces sobre supuestas maniobras de lavado de activos provenientes de actividades de narcotráfico en Colombia. Se señalaba que el dinero ilegal provenía de carteles con influencias territoriales en las ciudades de Medellín, Cali y Sinaloa, de acuerdo al expediente judicial.

El dueño del dinero lavado supuestamente por Corvo Dolcet es un viejo acusado de narcotráfico en su país y Estados Unidos: el colombiano José Bayron Piedrahita Ceballos.

Ahora bien, el vínculo con la familia de Pablo Escobar nació años antes. En el domicilio de Corvo Dolcet, las autoridades hallaron un documento fechado en 2011 en el que el acusado dejó asentado que María Isabel Santos y Sebastián Marroquín (esposa e hijo de Pablo Emilio Escobar Gaviria el narcotraficante colombiano) eran quienes le habían presentado en 2008 a Piedrahita, servicio por el cual el imputado les abonó una suma de dinero: el 4,5 por ciento de la operación que el abogado realizaría con el colombiano.

“A partir de esa presentación personal, Mateo Corvo Dolcet pasó a ser el representante de Piedrahita dentro del territorio argentino”, señalaron los fiscales en el expediente. En su primer procesamiento, la Justicia entendió que Corvo Dolcet era uno de los “testaferros” de Piedrahita.

Las formas de lavar dinero de Piedrahita

El colombiano invirtió en importantes emprendimientos inmobiliarios en el partido bonaerense de Pilar: Country Urbano, Pilar Bicentenario (para el que obtuvo un préstamo de más de 60 millones del Banco Ciudad) e Ínsula Urbana, que involucraron unos 15 millones de dólares.

El último consistía en 200 mil metros cuadrados de tierra en Pilar, frente a Panamericana, en los que Corvo Dolcet quería construir 357 mil metros cuadrados de usos mixtos (departamentos, comercios, universidades, etcétera).

Los fondos del colombiano también se canalizaron a través de sociedades de servicios de bar/confitería y producción de espectáculos, que incluía la explotación del espacio gastronómico cultural “El Café de los Angelitos”, sobre avenida Rivadavia, en el barrio de Congreso, y el Hotel Faena, en Puerto Madero, donde montaban shows de tango.

De acuerdo a la investigación de los fiscales, otra forma que utilizó el colombiano para “lavar” fue ingresando los fondos al país a través de plazos fijos, adquisición de moneda extranjera, compra de acciones de sociedades ya constituidas (y su posterior venta simulada), la estructuración de depósitos en efectivo y transferencias locales e internacionales.

Cambio de versión

Pese a las pruebas e investigaciones, Corvo Dolcet dio otra versión, dijo que conoció a Piedrahita en 2008, pero no mencionó a la viuda y el hijo de Escobar. El abogado declaró que lo conoció a principios de ese año en el Hotel Madero, cuando el colombiano vino con una delegación de ganaderos de su país a una exposición de inseminación artificial de ganado.

Dijo que cuando consiguió el dato de que se encontraban en dicho hotel fue a buscarlos para lograr inversiones para su proyecto inmobiliario en Pilar. Piedrahita le comentó que era dueño del principal frigorífico de Caucasia, en Colombia, y de campos ganaderos que proveían animales para la faena.

Ahora bien, la viuda y el hijo de Escobar sí reconocieron haber presentado a Corvo Dolcet con Piedrahita pero sostuvieron que nunca fueron parte de una red de lavado del narco y que pensaron que Piedrahita era “un empresario ganadero, con buena reputación”, publicó Revista Gente.

Libarona al rescate

En octubre de 2017, Corvo Dolcet quedó procesado junto a algunos de sus supuestos socios por lavado de activos del narcotráfico. En 2018, Cúneo Libarona logró que el acusado obtuviera la excarcelación con el pago de una fianza de apenas 10 millones de pesos, el uso de una tobillera electrónica y la entrega de su pasaporte.

El caso llegó al Tribunal Oral Federal (TOF) número 2 de San Martín, pero en diciembre de 2021 una de las defensas planteó que el juicio debía ser llevado adelante en Capital Federal, tratando de conducir el caso hacia los tribunales federales de Comodoro Py 2002.

La Sala II de la Cámara de Casación Federal le dio la razón a la defensa y envió el expediente a los tribunales de Retiro. Allí cayó por sorteo en el Tribunal Oral Federal (TOF) número 2.

Un año más tarde, en diciembre de 2022, el TOF 2 porteño declaró la nulidad en el traslado de ciertas pruebas a las partes e interpretó que las defensas habían sido privadas de acceder a una declaración de Piedrahita Ceballos. El caso volvió a foja cero. Quedó a cargo de la jueza María Servini, en Comodoro Py. El derrotero continuó. Actualmente, el expediente está en una nebulosa.

Cambio de defensa

Finalmente Corvo Dolcet decidió cambiar de defensa, y en los tribunales sostienen que su abogado, Cúneo Libarona, estaba en una situación políticamente incómoda: buscaba mantener su buena relación con el macrismo, que tomó el caso como un expediente emblemático en la supuesta “lucha contra el narcotráfico” de la ministra Bullrich.

El abogado sostiene que es inocente y que el caso se habría “armado” porque su proyecto inmobiliario en Pilar “ponía en riesgo” el negocio de los peajes de la empresa Autopistas del Sol, todavía propiedad de la familia Macri en 2016.

Según explicó José Manuel Ubeira, su actual abogado, a elDiarioAR, el proyecto incluía una estación ferroviaria en el kilómetro 46 de la Panamericana y un centro de transferencia para pasajeros con un edificio de 920 cocheras.

En abril de 2017 los Macri vendieron sus acciones en la concesionaria (el 17 por ciento). El septiembre, Corvo Dolcet quedó detenido. El proyecto quedó trunco.

En septiembre de 2019, una corte de Florida, Estados Unidos, condenó a 27 meses de cárcel a Piedrahita, acusado de sobornar a un funcionario federal de ese país para desestimar una causa de narcotráfico en su contra. El colombiano había admitido el delito, publicó Todo Noticias.

Es preciso mencionar que elDiarioAr se comunicó con voceros del funcionario para conocer su versión de los hechos pero no obtuvo respuesta. Tampoco en su estudio jurídico, ahora a cargo de sus hermanos.

Lectores: 579

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: