Sexo y erotismo
Increíble pero real

Tus niveles hormonales pueden llevarte a cometer infidelidad

Las hormonas son las responsables de eliminar el miedo a ser descubierto. (Chiste: Rocchia)

Hay muchas razones por las que alguien comete infidelidad, pero sus niveles hormonales podrían ser una de las razones que podrían llevar a las personas al engaño en una relación.

Sin importar si estás soltero o sales con alguien, mucho menos si estás casado o comprometido, no hay forma de escapar del miedo a ser engañado. El engaño sigue siendo uno de los motivos más comunes de ruptura de las parejas y, por muy sólida que sea la relación, la mayoría de la gente vive con ese miedo latente y ve imposible superar una infidelidad.

Gracias a factores como las redes sociales, este temor no ha hecho más que agravarse, ya que las oportunidades de ser infiel están literalmente a un mensaje de distancia.

¿Por qué las personas son infieles?

Esa es una de las preguntas que las personas se siguen haciendo respecto a las razones de una infidelidad. Para algunos, la razón de querer iniciar una aventura fuera de la relación tiene que ver con la idea de satisfacer un deseo no satisfecho (o cualquier otra necesidad); para otros, se trata de un mero accidente circunstancial.

Pero resulta que nuestro sistema endocrino —compuesto por una red de glándulas y órganos de nuestro cuerpo, que se encarga de controlar todas las actividades hormonales— también desempeña un papel crucial cuando se trata de actividades éticas y no éticas.

La infidelidad es una de las razones más comunes para terminar una relación.

Según un estudio realizado conjuntamente por la Universidad de Harvard y la Universidad de Texas, los investigadores descubrieron que cuando el cuerpo humano produce niveles más altos de testosterona (que desempeña un papel esencial en el desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano, y se considera la principal hormona sexual masculina) y cortisol (que juega un papel trascendental en la regulación del metabolismo de los carbohidratos, las proteínas y las grasas, así como en la respuesta al estrés), el concepto de infidelidad, entre otras actividades poco éticas, parece más viable y atractivo.

Básicamente, unos niveles más altos de testosterona dan a la mente más valor para hacer trampas y un aumento del cortisol ayuda a hacer lo mismo con el razonamiento relacionado con el relativismo moral.

El estudio también detalla cómo la testosterona elevada elimina el miedo a ser descubierto, lo que ayuda al cerebro a centrarse más en la acción inmediata frente a la reacción contraria a seguir. Además, también se descubrió que los niveles elevados de cortisol alteran la sensación de estrés que suele asociarse a actos como el engaño. Sin embargo, cuando cualquiera de las dos hormonas estaba alta, los participantes eran más honestos y no se dejaban llevar por comportamientos que podrían calificarse de poco éticos o moralmente incorrectos.

¿Qué son las hormonas y por qué son relevantes?

Las hormonas son sustancias químicas que actúan como mensajeros en el cuerpo, regulando una amplia variedad de funciones fisiológicas y biológicas. Son extremadamente importantes para el funcionamiento adecuado del organismo debido a su papel crucial en varios aspectos, entre ellos: la regulación del sistema endocrino, la homeostasis, el desarrollo y crecimiento, la respuesta al estrés y la función inmunológica.

Técnicamente, todo lo que hacemos (o dejamos de hacer) viene dictado por nuestras hormonas. Las ganas de tener sexo también son hormonales, al igual que la sensación de felicidad que sentimos con nuestras parejas.

Sin embargo, no todos los seres humanos son infieles por el mero hecho de tener los niveles hormonales disparados; ningún estudio puede ser tan específico en sus conclusiones. Pero a veces, la infidelidad (que puede ser contagiosa) también puede ser un juego y una interacción de hormonas.

La próxima vez que te preguntes si engañar o no, intenta calmar tus hormonas. Una combinación de meditación y ejercicio te ayudará a reducir los niveles de cortisol.

Lectores: 4192

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: