NOVA Salud
Cardiología

Presión arterial: cómo medirla correctamente

La hipertensión es uno de los factores de riesgo modificable. Afecta a más de 1.400 millones de adultos en el mundo.

Uno de los temas recurrentes en los consultorios cardiológicos se refiere a la mejor forma de tomar la presión arterial. Por este motivo, desde la Federación Argentina de Cardiología (FAC) se analizaron los diferentes estudios existentes y las recomendaciones de los principales entes de salud para así brindar información a la población que ayude en el proceso tanto de diagnóstico como de tratamiento de la hipertensión arterial.

“Las mediciones exactas de la presión arterial (PA) son esenciales para controlar la hipertensión, puesto que una determinación imprecisa puede afectar de forma significativa el diagnóstico y el tratamiento”, dice el doctor Joaquín Caputo (MP 274.47/8, ME 12.653), cardiólogo e integrante de la FAC.

Tal es así que, como se informa en la Declaración de Posición de la Comisión Lancet de Hipertensión de la Organización Panamericana de la Salud, el diagnóstico se modificó en el 50 por ciento de los pacientes debido a cambios en el método de toma de presión. Se debe considerar que una sobreestimación de la PA a nivel individual puede llevar al inicio o al aumento innecesario de medicación, exponiendo a la persona a eventos secundarios. Por el contrario, una subestimación de la PA puede dejar al individuo expuesto a un factor de riesgo que atente contra su salud.

Digital o analógico

A grandes rasgos existen dos sistemas para la medición de la toma de presión. El analógico, en donde se debe insuflar aire de forma manual, y el digital automático en donde el aparato realiza la toma de forma autónoma.

“La variabilidad de la presión arterial ante distintas situaciones como ansiedad, estrés, actividad física, tabaquismo en los últimos 30 minutos previos a la toma de presión, entre otros, plantea una dificultad al momento de que el paciente se tome la presión en su hogar, por lo que poder contar con un dispositivo automático es una opción muy interesante puesto que permite realizar múltiples tomas en distintos momentos del día (antes del desayuno y de la cena son los ideales) transformando al tensiómetro automático en una herramienta eficiente, confiable y valiosa para el médico cardiólogo”, señala el profesional.

El uso de la medición de presión con tensiómetros automáticos se encuentra respaldada por numerosos estudios pronósticos y terapéuticos fundamentales en el campo de la hipertensión arterial. Su principal ventaja es que reduce los errores relacionados con el observador al automatizar el proceso de medición. Otra ventaja de la medición automática es que permite tomar muchas mediciones de la PA fuera del consultorio, en el entorno cotidiano de cada persona. El registro domiciliario de la PA es ideal para el seguimiento a largo plazo de los hipertensos tratados.

A su vez, se desaconseja el uso de dispositivos automáticos de muñeca. Esto se debe a que el brazalete se coloca sobre la arteria radial; dando mediciones inexactas, en especial si el brazo no se mantiene al nivel del corazón durante la medición y si la arteria radial no se comprime de un modo uniforme.

Lectores: 786

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: