Política
Y Alberto dice que no lo controla

¡Quieren bajarme y no saben cómo hacer! Scioli sigue jugando aunque el kirchnerismo presiona para sacarlo de la cancha

Daniel Scioli no quiere salir de la cancha, quiere jugar hasta que el árbitro defina, y para él, ese árbitro es solamente el electorado. (Dibujo: NOVA)

Casi calcada, la escena se repitió varias veces en los últimos días: un dirigente le consulta a Alberto Fernández por la precandidatura a presidente de Daniel Scioli y escucha que ya no puede "hacer nada". Ni a favor ni en contra. "Depende sólo de él, yo no lo controlo", se lleva como respuesta al explicar por qué no intercede para que el embajador en Brasil se abra a una negociación y decline su postulación. “Tienen que hablar con él”, completa.

Aunque Alberto F. y Sergio Massa se esfuercen por repetir que en la reunión de este miércoles no hablaron de política y, en consecuencia, tampoco de la presión del Frente Renovador para que el tigrense encabece una lista de unidad, se dispararon versiones que dieron cuenta que el mandatario había ratificado su postura de que haya competencia en las PASO y que el ministro de Economía lo instó a que lo ayude “a ordenar” la interna.

“Desde que se bajó (de la reelección) Alberto (Fernández) no lo controla a Daniel (Scioli), no le puede pedir que se baje y el kirchnerismo lo sabe. Es un disparate que pidan eso", apuntan desde el entorno del Presidente, a pesar de que hay varios puntos de conexión entre ambos: desde la precandidata a gobernadora Victoria Tolosa Paz, hasta el canciller Santiago Cafiero, que integra la mesa de campaña, y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, flamante apoderado electoral, fueron tres incondicionales fernandistas y fervientes promotores de su intento reeleccionario.

También alimenta las especulaciones que, tras bajarse, Fernández pidiera varias veces en público que las diferencias se diriman en una PASO.

En cualquier caso, que cerca suyo blanqueen que "no depende de él", implica todo un símbolo de la debilidad del mandatario. Desde el Frente Renovador no creen que sea así. Y señalan que se corrobora en los "fierros" mediáticos y el financiamiento de la campaña del ex motonauta y del apoyo comunicacional del publicista Enrique "Pepe" Albistur, pareja de Tolosa Paz pero a la vez íntimo del Presidente.

Queja contra los gobernadores

Más allá de los dichos, desde el búnker sciolista, ubicado en Balcarce y Alsina, a 200 metros de la Casa Rosada, la respuesta concreta que dieron a la movida de los gobernadores e intendentes del Conurbano bonaerense de reclamar lista única, fue categórica: "Vamos a presentar candidatos en todas las categorías, incluso en la provincia".

Como contó este diario, Scioli ya había asimilado la exigencia de Máximo Kirchner de forzar a que todos los candidatos presenten listas en todos los distritos. Pero su idea era evitar desafiar a los gobernadores y se ocupó de llamar a varios de ellos para pedirles que no se sumaran al bloqueo K.

Suponía que al haber desdoblado las elecciones locales (Buenos Aires, Catamarca, Entre Ríos y Santa Cruz, las excepciones), no iban a querer quedar involucrados en una confrontación.

Pese a todo, en el búnker sciolista no se desaniman e interpretan que el chaqueño Jorge Capitanich, quien ofició de vocero de la cumbre, hizo un guiño a que haya competencia.

¿Qué dijo? "Es claro que la mayoría de los gobernadores quiere lista única, pero es verdad que no se le puede cercenar el derecho de participación a nadie, por lo que lo más sensato es que, si no se logra la lista de unidad, no haya más de dos listas".

Lectores: 253

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: