Sexo y erotismo
Plenitud sexual en la tercera edad

Un estudio reveló que es un mito que las mujeres pierdan interés en el sexo a medida que envejecen

El estudio mostró que un número sustancial de mujeres aún valoran mucho el sexo, incluso a medida que envejecen.

Es un mito que las mujeres pierden interés en el sexo cuando llegan a la mediana edad y más allá, según una investigación que siguió a más de 3.200 mujeres durante unos 15 años.

“Alrededor de una cuarta parte de las mujeres califican el sexo como muy importante, independientemente de su edad”, dijo la doctora Holly Thomas, autora principal de un sumario presentado durante la reunión anual virtual de septiembre de 2020 de la Sociedad Norteamericana de Menopausia.

“El estudio mostró que un número sustancial de mujeres aún valoran mucho el sexo, incluso a medida que envejecen, y no es anormal”, dijo Thomas, profesor asistente de medicina en la Universidad de Pittsburgh.

“Si las mujeres pueden hablar con su pareja y asegurarse de que están teniendo relaciones sexuales satisfactorias y placenteras para ellas, entonces es más probable que lo califiquen como muy importante a medida que envejecen”, dijo.

“En realidad, es bastante alentador que haya una cuarta parte de las mujeres para las que el sexo no solo permanece en el radar, sino que es muy importante”, dijo la doctora Stephanie Faubion, directora médica de la Sociedad Norteamericana de Menopausia, que no participó en el estudio.

"Estudios como estos brindan información valiosa para los proveedores de atención médica que, de lo contrario, podrían descartar el deseo sexual decreciente de una mujer como una parte natural del envejecimiento".

Rompiendo mitos

Es cierto que estudios anteriores han encontrado que las mujeres tienden a perder interés en el sexo a medida que envejecen. Pero los profesionales de la salud de la mujer dicen que esa actitud no concuerda con la realidad que ven.

“Algunos de los estudios anteriores habían sugerido que el sexo va cuesta abajo y todas las mujeres pierden interés en el sexo a medida que envejecen”, dijo Thomas. “Ese realmente no es el tipo de historia que escucho de todos mis pacientes”.

Un problema, dijo, es que estudios anteriores tomaron una sola instantánea del deseo de una mujer en un momento de su vida y la compararon con instantáneas similares en décadas posteriores de la vida.

“Ese tipo de estudio longitudinal sólo mostraría promedios a lo largo del tiempo”, dijo Thomas. “Y si miras las cosas en promedio, puede parecer que todos siguen un camino”.

El estudio presentado en 2020 usó un tipo diferente de análisis que permitió a los investigadores seguir la trayectoria del deseo de una mujer a lo largo del tiempo, dijo Thomas entonces.

“Queríamos usar este tipo diferente de técnica para ver si realmente existían estos patrones diferentes”, dijo. “Y cuando buscas estas trayectorias, ves que hay grupos significativos de mujeres que siguen otro camino”.

Lectores: 1697

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: