Sexo y erotismo
Deporte alternativo

¿Cuántas calorías quema el sexo?

Conoce las posturas con las que quemarás más calorías

El sexo aporta numerosos beneficios a la salud física y mental: desde mejorar el estado de ánimo y la confianza en uno mismo, al conocimiento del propio cuerpo, la reducción del estrés y la ansiedad, un mejor sueño, un sistema inmune fuerte y mayor capacidad para aliviar el dolor.

Uno de los mitos más extendidos entre la sociedad sitúa el sexo como uno de los grandes sustitutos del deporte para perder peso. O lo que es lo mismo: cambiar el sufrimiento de los entrenamientos y el cardio por el placer en pareja.

Sin embargo, varios estudios han demostrado que la leyenda solamente es una leyenda y que, por lo tanto, tener una gran actividad sexual no cincelará ningún músculo de la anatomía tanto masculina ni femenina.

¿Cuántas calorías se gastan manteniendo relaciones sexuales?

El sexo implica un gasto energético aproximado de 100 kilocalorías e implica frecuencias cardíacas medias entre 90 y 130 latidos por minuto, así como frecuencias máximas de hasta 170 latidos por minuto.

Por supuesto, no hay una respuesta única: todos estos factores dependen de la duración de la actividad, la salud de las personas implicadas, la posición, las prácticas sexuales concretas o las fases de actividad.

Correr quema aproximadamente el doble de calorías por minuto que el sexo, por lo que no reemplaza al ejercicio más intenso. Sin embargo, el sexo sí equivale al ejercicio ligero o moderado como una caminata, ya que por ejemplo, una hora de caminata lenta quema 204 calorías para una persona de 70 kilos. Trotar en la elíptica 60 minutos quema unas 365; el fútbol 752 y correr, 861 calorías.

Lo que está claro es que tanto el deporte como entregarse al placer ofrecen numerosos beneficios, por lo que complementar ambas opciones sería más idóneo que reemplazar una actividad por la otra.

Posturas que más calorías queman

Amazona de espaldas: además de cómoda, esta postura requiere mucho movimiento por parte de la persona que esté encima. Súbete a horcajadas y de espaldas, con los brazos apoyados detrás para tener un punto de apoyo. Será como montar a caballo, necesitando de esfuerzo por tu parte para subir y bajar.

La silla: pasamos al sexo sentados, concretamente encima de la otra persona, con las piernas rodeando su cintura y mirándonos a cara a cara. La persona que esté encima es la responsable de moverse, usando sus piernas como base.

La bufanda: uno se tumba sobre el otro, ambos mirando hacia arriba y con la cabeza colocada en lados opuestos. A continuación, la persona que está encima rodea con sus piernas el cuello de su pareja.

Posición de Andrómaca: es la clásica posición de la mujer encima del hombre, subiendo y bajando haciendo fuerza con los glúteos y encargándose ella de dirigir el acto sexual.

Lectores: 2173

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: