Sexo y erotismo
Llevan 10 años casados

La vida íntima de Robbie Williams y su esposa Ayda Field: "No hay sexo después del matrimonio"

La pareja confesó que a pesar de ser felices juntos, rara vez mantienen relaciones carnales y que prefieren “hacer cucharita” por las noches.

Robbie Williams y Ayda Field llevan felizmente casados más de 10 años. Pese a su exitoso matrimonio, la pareja ha sido el foco de una sorpresa inesperada al confesar que que apenas mantienen relaciones sexuales y que prefieren hacer “cucharita” por la noche.

Con naturalidad y sin ningún tipo de reparo, el matrimonio Williams habló de su —inexistente— vida sexual. La principal razón es, que desde que Robbie dejara de tomar testosterona para tratar su depresión, la libido del cantante ha disminuido de forma exponencial.

"No hay sexo después del matrimonio", ha afirmado el ex de Take That a The Sun. Ayda, por su parte, aseguró que "la intimidad es el lado más significativo e importante del amor. Somos felices".

En un podcast al que acudió como invitada el año pasado, la actriz bromeó con que el sexo entre ambos estaba "completamente muerto". "Sentí pánico porque Rob se cabreara. Me había olvidado de la entrevista, y entonces salió semanas después totalmente fuera de contexto, de una manera horrible... ¡y me desperté con un montón de mensajes de amigos preguntándome si me parecía bien estar en un matrimonio sin sexo!", ha recordado.

"Eso me importa una mierda", intercede Robbie Williams. "Estar en un matrimonio sin sexo es sólo un problema si no estáis en el mismo barco; si una persona quiere y la otra no; si tenéis diferentes expectativas o deseos", ha explicado.

Y eso, precisamente, no supone un problema para ellos, puesto que los dos prefieren, de forma honesta, ver una buena película o acurrucarse en la cama. "Creo que la gente confunde sexo con intimidad. Siempre nos estamos acariciando y besando, cogiéndonos de las manos cuando estamos viendo la tele o una película en el sofá, o lo quesea" ha añadido ella.

La adicción de Robbie Williams

"Todo el mundo sabe que no hay sexo después de casarse. Eso es así", expresa. "Me hormoné con testosterona durante un tiempo, pero, como soy adicto, tuve que parar. Me puse cuadrado y parecía un portero de discoteca. No me veía bien, pero el sexo que teníamos por aquel entonces era increíble: lo hacíamos todo el rato y éramos insaciables, no podíamos quitarnos las manos de encima. Lo digo para demostrar que aún nos atraemos muchísimo. A veces lo echo de menos porque era una época divertida, aunque Ayda me excita cuando estamos en el sofá, mientras me como una mandarina y me dice: deberíamos hacerlo' y yo me encojo de hombros. Así, que para que lo sepáis, todavía lo intentamos", comenta.

Entre Robbie Williams y Ayda Field no hay ningún tipo de crisis. Están enamorados, están bien y comparten una feliz vida con sus cuatro hijos.

Lectores: 3083

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: