Versiones fidedignas
Apostillas políticas

Versiones fidedignas: "los halcones" se sacan chispas, el diputado "massista" en la mira y la concejala que nadie quiere

Detrás de la puerta se pueden escuchar versiones de todo tipo. (Dibujo: Fernando Rocchia, de NOVA)

Los manuales advierten que en materia política "no se hace lo que verdaderamente se piensa, ni realmente se piensa lo que se dijo". Por eso, los rumores y murmullos son tan importantes como los "textuales de cada día”

“Juntos”, pero a los tiros…

La interna dentro de Juntos por el Cambio no da tregua y trasciende largamente el largometraje en tono de novela en que se convirtió la disputa nacional entre “palomas” y “halcones”. En la provincia de Buenos Aires proliferan los precandidatos con chances para ir en la boleta que intentará pelearle la gobernación a Axel Kicillof, quien está convencido de que repite mandato “sí o sí”.

Según se supo, la dilatación de la definición de la candidatura presidencial de Mauricio Macri y la consecuente dilatación de definiciones concretas de su “anzuelo” en la pesca de votos duros –es decir, Patricia Bullrich-, está desgastando a varios sectores que comulgan con el partido amarillo fundado por el ex presidente de Boca Juniors.

¿El problema?: aunque nadie lo dice a viva voz, muchos intendentes, legisladores y dirigentes territoriales quieren saber lo antes posible si el candidato en Provincia para pelear la primaria con el larretista Diego Santilli será el lanusense Néstor Grindetti, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela -se anotó para levantarse el precio-, Joaquín de la Torre o quien hasta ahora tendría todas las fichas: el vidalista Cristian Ritondo.

“Hay que ordenar la oferta ya porque los tiempos se acortan y no estamos en condiciones de patear definiciones”, es el razonamiento en que coinciden en los territorios que le aportan votos al proyecto de “Juntos”.

¿Un huevo en cada canasta?

Mientras sigue la cuenta regresiva hacia el cierre de frentes políticos y de las listas, las ensayos y alineamientos políticos están al a orden del día en todos los distritos de la Provincia. La Plata –octava sección- y capital política por excelencia no es la excepción.

En los últimos días creció el malestar y la desconfianza hacia uno de los seis diputados bonaerenses que tiene la Región. Se trata del legislador Juan Martín “Tachu” Malpeli, que entró a la cámara baja en el 2021 por el Frente Renovador que conduce Sergio Massa y que en otros tiempos supo jugar para el bruerismo –donde fue funcionario municipal- entre otros “saltos de vereda”.

La gota que rebasó el vaso fueron unas declaraciones radiales en “on” del ex titular del EMATUR y el Mercado Regional que fueron replicadas por un portal de la ciudad. El legislador elogió al ex intendente platense y actual ministro de Justicia de Axel Kicillof, Julio Alak, a quien definió “como el mejor candidato de la ciudad” y en massismo se convirtió en un hervidero.

Las loas del legislador hacia “el Turco” cayeron como un balde de agua fría en Tigre y en una reunión reciente presenciada por el propio ministro de Economía del FdT hasta se manejó la posibilidad de “expulsarlo” del espacio. “No puede salir a bancar a un posible candidato que está pegado al kirchnerismo como Alak, que juega de lleno para Kicillof”, se oyó en formato de queja, en un contexto en el que el FR participará en las PASO y el ex intendente de Tigre está buscando candidato en La Plata que represente el espacio.

Malpelli es “soldado” del principal armador político de Massa, Raúl “Cabezón” Pérez, de quien, se cuenta, últimamente se estaría distanciando. Otro frente de conflicto abierto de Malpeli es el que tiene con el titular de la CNRT y principal exponente del massismo de La Plata, José Arteaga, quien fuera varias veces concejal. De hecho, los diálogos y acercamientos que el “Tachu” tuvo últimamente con la ministra de Desarrollo Social de Nación, Victoria Tolosa Paz –aspirante a la intendencia del albertismo-, también juegan en ese sentido.

La oveja negra del radicalismo en La Plata

En el recinto del Concejo Deliberante de La Plata hay una concejala que responde al radicalismo que, según se cuenta en “radiopasillo”, se convirtió en “un sapo difícil de tragar” por sus malos modos para relacionarse en el ya de por sí difícil bloque de Juntos. Se trata de Verónica Rivas, pareja del edil mandato cumplido Guillermo Ronga, ambos de la línea boina blanca que comanda el diputado nacional Miguel Bazze, dirigente del RAPACA (Radicales para el Cambio).

Rivas terminó en ese sector del rompecabezas radical después de quedarse sin espalda política producto del pase al massismo de la actual titular de la Cámara de Diputados de Nación, Cecilia Moreau –a quien respondía-, hija del histórico dirigente Leopoldo “el Marciano” Moreau, un radical histórico devenido en K.

Según contó un colega suyo del deliberante platense –que no es precisamente miembro de la oposición-, Rivas es definida por varios ediles como “discriminadora y pedante”. Un pensamiento de la edil sobre los estudiantes del interior del país o de la provincia de Buenos Aires que van a estudiar a La Plata –que tiene la segunda universidad más importante de Argentina- la pinta de cuerpo entero: “Vienen a estudiar acá, se reciben y le sacan el trabajo a los platenses”, ha repetido en tono xenófobo en más de una ocasión ante testigos ocasionales. El mismo pensamiento tiene, según se la oye opinar, sobre minorías sexuales e inmigrantes de países vecinos.

Esto es todo por el momento… Hasta la próxima entrega.

Lectores: 4858

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: