Política
Exclusivo de NOVA

Gobierno bastante unitario: se le pone cepo a la compra de dólares para solventar deudas en el interior del país

El Gobierno nacional se mete de lleno contra las provincias y no las deja desendeudarse. (Dibujo: NOVA)

El Banco Central publicó una nueva normativa para seguir estrangulando las operaciones que pueden pasar legalmente por el tipo de cambio oficial, en un intento completamente desesperado para evitar una devaluación aún más pronunciada.

Las provincias y los municipios ya no podrán acceder libremente al dólar oficial para hacer frente a sus obligaciones nominadas en moneda extranjera. Desde ahora, el BCRA solamente venderá dólares al tipo de cambio oficial con un límite de hasta el 40 por ciento de las obligaciones en moneda extranjera.

Una vez pasado el límite fijado, las provincias deberán usar sus propias tenencias de dólares para hacer frente a sus deudas con acreedores externos, o usar nuevas líneas de financiamiento internacional que puedan adquirir, o bien renegociar sus deudas para aplazar los pagos lo máximo posible.

Se calcula que las empresas del Estado, en adhesión con las necesidades de la provincia de Buenos Aires y la Provincia de Santa Fe, demandaron hasta 1120 millones de dólares al BCRA en los primeros tres meses de 2023, lo cual representa hasta el 37 por ciento de las ventas netas totales que llevó a cabo el organismo.

La situación cambiaria llegó a un punto crítico sobre el cual el Gobierno no encuentra ninguna solución más que seguir endureciendo el cepo, ya que aún se niega a permitir un salto discreto sobre el tipo de cambio oficial por fuera del régimen de crawlingpeg (las microdevaluaciones periódicas).

El tercer lanzamiento del "dólar soja" logró concretar un nivel de liquidaciones en torno a los 5 mil millones de dólares, un monto que si bien fue sustancialmente menor al de la primera entrega de este tipo de cambio especial (7664 millones respectivamente), el BCRA a duras penas logró retener cerca de 850 millones.

Las reservas netas cayeron (y con diferencia) en el terreno negativo de acuerdo al diagnóstico unánime de todas las consultoras privadas. La incógnita restante es saber de dónde están saliendo los dólares para las sucesivas intervenciones que sigue emprendiendo el BCRA.

En un principio, Miguel Pesce, aseguró que no se usarían los encajes en dólares que respaldan depósitos, pero recientemente Pesce confirmó que no tocó ni un solo dólar por el desarme del swap chino (que ahora comenzará a utilizar), con lo cual está claro que el verdadero instrumento fueron los encajes por una cuestión de aritmética contable.

El nivel crítico en las reservas hace que sea casi imposible sostener el nivel de actividad (vía restricción de importaciones y desaliento a exportaciones), mientras que el mercado cambiario sigue abierto al ataque de múltiples corridas con dramáticos efectos inflacionarios.

Lectores: 895

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: