El columnista invitado
Emprendimientos

Diseño de una bodega del futuro

En los últimos años se ha experimentado un aumento de la volatilidad de las cadenas de suministro.

Por Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor Cono Sur, especial para NOVA

En los últimos años se ha experimentado un aumento de la volatilidad de las cadenas de suministro. Estudios recientes resaltan los efectos adversos en las cadenas debido al aumento del costo energético, costos de transporte y de materia prima como también de la disponibilidad del transporte, con un 80 por ciento de las empresas anunciando que el aumento del costo energético es disruptivo. Este nuevo mundo ha creado cadenas y bodegas más resilientes que deben contar con la elasticidad necesaria para adaptarse a la capacidad y demanda fluctuantes manteniendo las mejores prácticas en cuanto a eficiencia, seguridad y sustentabilidad.

El diseño de un almacén verdaderamente digital para satisfacer las demandas de la cadena de suministro del futuro requiere contar con los datos precisos, la plataforma adecuada y la gente correcta, comenta Infor. Sin embargo, se debe prestar especial consideración a como se establece la estrategia.

1 – Datos, datos, datos

Anteriormente la propiedad intelectual de un negocio estaba asociada a los puntos exclusivos de venta, a las patentes o a la experiencia de los clientes, hoy en día lo más válido son los datos. El Economist afirma que los datos han superado al petróleo como el commodity más valioso, por lo que tiene sentido que para controlar la dirección de las empresas las organizaciones deben controlar los datos de los procesos.

Si se considera que se producen aproximadamente 2,2 quintillones de bytes de datos todos los días, y que el 80 por ciento de los datos necesarios para operar la empresa están fuera de las cuatro paredes de la organización, resulta crítico poder analizarlos.

Antes de cualquier tipo de transformación digital, se debe considerar una estrategia de gestión de datos, idealmente liderada por un Ejecutivo de Datos. Existen muchas opciones para el guardado de datos, y los lagos de datos es el formato más popular donde los datos se encuentran en forma de fácil acceso y maleable y se usan en distintas aplicaciones según sea apropiado. Los lagos de datos incluyen todo tipo de datos, se procesan cualquiera sea su tamaño y formato.

Una vez que el lago de datos existe, se aplica tecnología como la inteligencia artificial (IA), automatización de procesos robóticos (RPA) y que logran mayor valor en la estrategia de datos y se pueden realizar tareas repetitivas liberando recursos.

En el piso de planta en especial, se ven un cambio de tareas predictivas a tareas prescriptivas donde los datos de IA informan decisiones de qué hacer considerando el análisis de datos. Por ejemplo, los datos pueden predecir si una máquina está por fallar considerando el historial y el uso actual, y el planeamiento de la bodega puede reorganizarse o ciertos procesos remapear para mantenerse conforme a las programaciones y acuerdos de servicio.

2 – ¿La nube es opcional? Desde ya que no

La volatilidad de la cadena de suministro se ha vuelto la nueva normalidad, lo que hace que las empresas en los últimos dos años hayan tenido que aumentar la cantidad de proveedores. No es raro que los productos tengan que atravesar muchas etapas antes de llegar, sin tener en cuenta incidentes como el del Canal de Suez del 2021.

El objetivo es lograr visibilidad punta a punta de la cadena de suministro y la nube es fundamental para lograr el objetivo. La nube logra que la interconectividad con terceros sea fácil, y allí está la clave para superar la complejidad de la cadena de suministro y crear la agilidad para superar la volatilidad.

Por ejemplo, algunas plataformas conectan el negocio con terceros, socios, empresas de manufactura, 3PL, bancos por medio de una cadena de suministro en red en la nube. Esto significa que en caso de que surja algún incidente como el que ocurrió en el Canal de Suez el año pasado, las empresas usando dicha plataforma cuentan con visibilidad de la ruta como para poder calibrar y recomendar alternativas para superar los cuellos de botella existentes.

Las principales empresas globales cuentan con este tipo de redes para enfrentar disrupciones. Nike por ejemplo, no cuenta con ningún almacén propio, sino que prefiere tener una red de socios globales que lo represente. Su reputación de calidad se basa en la respuesta de la cadena de suministro y reacción rápida a la demanda. En la cadena de suministro pueden surgir 50 cambios por segundo, por lo que resulta claro que no pueden mantener la eficiencia sin una plataforma robusta e inteligente, que permite a todos en la red ver las notificaciones en tiempo real.

3 – El poder de la plataforma

Poder resolver el “cómo” y “porqué” de la transformación arranca en general con más preguntas que respuestas. Cuando llega el momento de la digitalización, las organizaciones se encuentran con una variedad enorme de distintas tecnologías, sistemas, aplicaciones y funcionalidades, y todas permiten lograr mayor valor. Tener en claro los objetivos y prioridades del proyecto es fundamental para poder seleccionar las adecuadas.

Es importante contar con una visión de la huella digital que sea resiliente, flexible y con longevidad. Una vez que se sabe qué y cómo cambiarlo, resulta fácil retroceder y crear una lista de las características y beneficios necesarias para buscar las funcionalidades que corresponden a las necesidades específicas.

Sin embargo, resulta prudente recordar que por sí solas, estas aplicaciones no lograrán ningún cambio fundamental. No necesariamente se integrarán con otros proveedores y la existencia de sistemas dispares inevitablemente causa ineficiencias y riesgos.

La base del cambio está en la plataforma, que será la base junto con el lago de datos. Es la plataforma la que logra la capacidad para reaccionar rápidamente, utilizando toda la información disponible para apoyar en cualquier incidente que pueda surgir del tipo el del Canal de Suez, así como los pequeños que ocurren en forma casi diaria.

Las herramientas ya embebidas, fáciles de configurar y cuentan con las funcionalidades de vanguardia resultan cruciales para una transformación a largo plazo.

4 – El factor humano

Con los datos correctos y con una infraestructura ágil y flexible, se pueden optimizar las operaciones de las empresas. Se debe involucrar a personal de toda la organización desde arriba a abajo para lograr un alineamiento cultural y lograr mejoras de performance tangibles.

El almacén del futuro es digital, y en este contexto digital es mucho más que la automatización de los procesos y de mejorar el flujo de trabajo. El almacén del futuro empodera a las personas y crea mayor valor optimizando los datos multidimensionales en una plataforma de cadena de suministro ágil y resiliente en la nube.

Solo adoptando una estrategia focalizada en los pilares fundamentales de datos, nube, plataformas y gente, podrán los almacenes contar con una la elasticidad suficiente para copar la capacidad y demanda fluctuantes, y con las herramientas para navegar en forma tanto interna como con la volatilidad macroeconómica tanto ahora como en el futuro concluye Infor.

Lectores: 274

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: