Gastronomía
Lo más rico del mundo

La adicción de todos: el mantecol casero, un clásico en la mesa

Hay una receta que deja que tu paladar disfrute del mejor producto en la historia.

El mantecol es un producto adictivo, rico y preocupante a la hora de cuidarse con el peso. En este caso, hay una receta que deja que tu paladar disfrute del mejor producto en la historia.

En una olla o sartén ponemos la manteca y la manteca de maní para que se fundan, mezclamos y cocinamos hasta que rompa hervor (tiene que hervir unos instantes). Agregamos unas gotitas de esencia de vainilla, pizca de sal y mezclamos rápidamente, ya con el fuego apagado.

Inmediatamente, en caliente, volcamos este preparado sobre el azúcar impalpable que va a estar preparado en un bol. Unimos, se va a formar una pasta. Mezclamos y no tiene que quedar ningún grumo, tiene que quedar bien liso el preparado.

En un molde vamos a colocar papel manteca (para que sea más fácil desmoldar) y luego la preparación. Luego llevamos al frío hasta que esté firme. Después se desmolda, se corta y se disfruta.

Para ello, precisamos

– 360 g azúcar impalpable
– 260 g manteca de maní
– 200 g manteca
– esencia de vainilla (opcional)

Lectores: 1183

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: