Realeza y Jet Set
Ternura y afecto

El entrañable momento de Pierre Casiraghi y su hijo con su abuela paterna, Fernanda Biffi

En la instantánea, tomada en un salón, aparece sentada con su nueva mascota y hablando con su bisnieto.

Los tres hijos que tuvieron Carolina de Mónaco y Stefano Casiraghi acuden a muchos actos oficiales del Principado y están presentes en las celebraciones de los Grimaldi. Pero Andrea, Pierre y Carlota Casiraghi también tienen una familia mucho menos conocida con la que mantienen una relación muy estrecha: los Casiraghi, que se mantienen al margen del foco mediático. Esta unión ha quedado reflejada con una imagen de Pierre visitando a su abuela Fernanda Biffi en compañía de uno de sus hijos y haciéndole un regalo: un perrito de raza pomerania al que han llamado Gioacchino.

En la instantánea, tomada en un salón, aparece sentada con su nueva mascota y hablando con su bisnieto. El niño de pie y apoyado en las piernas de su padre, está visiblemente contento escuchando a Fernanda, quien se casó con Giancarlo Casiraghi, con el que tuvo a Stefano, Marco (padrino de bautismo de Andrea), Daniele y Rosalba. El matrimonio cosechó gran éxito en los negocios, transformando la sociedad familiar que se dedicaba al carbón en un imperio financiero e inmobiliario, al que sigue vinculado su nieto Pierre. Es, de hecho, presidenta honoraria de la compañía de la familia y de la Asociación de Emprendedores Italianos del Principado de Mónaco.

Actualmente reside en villa Cicogna, muy cerca de la ciudad de Como, donde ejerce de anfitriona con sus allegados. Siempre ha destacado por su discreción, pero en las escasas entrevistas que ha concedido ha hablado de su estrecha relación con la princesa Carolina, con la que nunca ha perdido los vínculos afectivos. De hecho, sigue visitándola con frecuencia y la llama cariñosamente mamma.

Lectores: 426

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: