Humor
Poesía fina

Oda al cago

Cuando se es cagador, difícifl cambiar de hábito.

Por el poeta y dramaturgo contemporáneo Alberto Fernández

 

Yo cago porque me gusta

yo nací para cagar

vengo de una tierra hermosa

vengo del cielo y el mar

toda mi vida he cagado

a quien me supo ayudar

 

Cago bien de madrugada

mientras chateo con minas

la crisis no me lastima

me la paso por las bolas

mi devoción son las trolas

y las fiestas clandestinas

 

Siempre fui un gran cagador

con Néstor y con Cristina

y en mi cagada pristina

cago a todos con amor

igual que aquel payador

que ni en pedo desafina

 

Cago al pobre, cago al rico

al malandra, al delincuente

también cago a buena gente

no discrimino al cagar

total el diez de diciembre

cago y me mando a mudar

 

Mas mis historia no termina

porque seguiré cagando

con purgante o con ricino

con olor o sin olor

pues como dijo el paisano

MI ESENCIA ES SER CAGADOR

Lectores: 2745

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: