Ciudad de Buenos Aires
Exclusivo de NOVA

Frente a un Gobierno insensible: la discapacidad en primera persona

Anabella Mazzini es licenciada en comunicación social y presenta debilidad en sus cuatro extremidades.
Karina Herrera preside la Asociación Familias, Personas con Discapacidad y Prestadores por la Inclusión.
Karina Herrera preside la Asociación Familias, Personas con Discapacidad y Prestadores por la Inclusión.

No son buenos tiempos para el colectivo de la discapacidad en la Argentina. Para conocer los efectos del ajuste en la vida cotidiana, NOVA buscó la palabra de dos referentes del sector que contaron su experiencia en primera persona.

La lucha de Karina Herrera

Karina Herrera preside la Asociación Familias, Personas con Discapacidad y Prestadores por la Inclusión (AFFAPREI). Ella misma tiene una discapacidad y es madre de dos niños con autismo. NOVA dialogó sobre tres cuestiones puntuales: recortes, traslados y apoyos a personas con discapacidad.

Herrera contó a este medio que sigue de cerca la situación del colectivo desde 2016, cuando la discapacidad se hizo presente en su grupo familiar. Afirmó que sus primeras movilizaciones a la Superintendencia de Servicios de Salud las protagonizó con personas con sus mismos problemas, que pudo conocer gracias a las redes sociales, como respuesta al apremiante estado de la atención a la discapacidad.

En consonancia con lo expresado por voceros de Prestadores Precarizados en una nota publicada por NOVA el viernes pasado, Herrera denunció que los atrasos en los pagos a los prestadores vienen de antaño, pero se hacen más evidentes en un contexto inflacionario como el actual. Sin embargo recuerda que durante el gobierno de Mauricio Macri también salió a la calle en rechazo a los recortes practicados ya en esa época.

Desde otra óptica la titular de AFFAPREI contó a este portal que hoy por hoy las personas con discapacidad tienen un problema adicional: el traslado hacia los centros de atención. Puntualizó en que los valores que perciben los transportistas quedaron muy desactualizados y eso repercute directamente en la cantidad de oferentes, porque cada vez más choferes retiran sus vehículos del servicio para no trabajar a pérdidas.

En idéntica situación se encuentran otras categorías vinculadas atención, como los maestros integradores, los acompañantes terapéuticos, cuidadores y acompañantes domiciliarios. En este punto hay una enorme diferencia entre los honorarios que abonan las obras sociales y en las horas de cobertura que brinda cada una.

La voz de la discapacidad

Anabella Mazzini es licenciada en comunicación social y conductora del programa “Sin Tabú Comunicaciones”, que se emite los viernes a las 15 horas, por Radio del Pueblo AM 830. Desde hace 16 años, como consecuencia de un grave accidente automovilístico, presenta debilidad en sus cuatro extremidades, por lo cuál se desplaza en silla de ruedas. Tiene Certificado Único de Discapacidad por cuadriparesia.

El tema central del programa es la discapacidad, pero no el único. Anabella, que además es madre de un niño en edad escolar, habla con entusiasmo de su trabajo. Eventos inclusivos, deportes adaptados y salidas, forman parte de la agenda de ‘Sin Tabú Comunicaciones”, además de las entrevistas con destacados profesionales del área.

Consultada por NOVA, Mazzini es contundente al afirmar que “a las personas con discapacidad todo nos cuesta un poco más”. Justamente allí está la importancia de no interrumpir las prestaciones, porque al recibirla, la persona alcanza una vida “autónoma”. Para lograrlo también hay que contener a las personas desde lo emocional. Es fundamental “no dejar de lado el hecho de que podemos”

La conductora hace hincapié en remarcar que la asistencia va más allá de poner una prótesis o un vehículo a disposición de las personas. Mazzini cuenta que dependiendo del tipo de afectación, muchas veces lo que se necesita es “poder cumplir con las necesidades más básicas” que incluyen aspectos como alimento, aseo y vestimenta.

En notas anteriores publicadas por NOVA la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS) negó la existencia del ajuste en discapacidad, al tiempo que hizo mención de su solvencia para costear las coberturas, si es que así se dispusiera. Frente a este planteo Mazzini se mostró escéptica: “Me encantaría verlo”, respondió, reiterando su lista de motivos para no creer en la palabra del organismo.

Lectores: 489

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: