Sexo y erotismo
Tendencia peligrosa

Menos del 20 por ciento de los jóvenes usa el preservativo en todas sus relaciones sexuales

El preservativo es el único método que, además de evitar el embarazo, previene infecciones de transmisión sexual (ITS).

AHF Argentina realizó un relevamiento en el que detectó un bajo uso de preservativo entre adolescentes (5 por ciento) y jóvenes (13 por ciento) y lanzó una campaña de detección del VIH por el Día de la Primavera.

Existe una tendencia alarmante sobre la que ya se viene advirtiendo y que un nuevo análisis corrobora: Según datos preliminares de un estudio realizado por AHF Argentina, en el 2021, apenas el 5 por ciento de los adolescentes y el 13 por ciento de los jóvenes afirmaron usar siempre el preservativo.

El preservativo es el único método que, además de evitar el embarazo, previene infecciones de transmisión sexual (ITS). Los especialistas señalan que se debe usar en todas las prácticas sexuales. Entre las ITS se encuentran el VIH, la clamidia, la hepatitis, la gonorrea, el HPV y la sífilis. Son infecciones que se transmiten a través de la sangre, el semen, el líquido preseminal y/o el fluido vaginal por virus, bacterias y parásitos.

La filial Argentina de Aids Healthcare Foundation (AHF) —una organización global sin fines de lucro y es el mayor proveedor de atención médica en respuesta VIH y sida a nivel internacional— lanzó para este Día de la Primavera una campaña de prevención de ITS bajo el lema “Forremos la primavera”.

Esa organización recordó que, si bien es de público conocimiento que el uso del preservativo es la principal herramienta para prevenir la transmisión del VIH, por año se producen en la Argentina un promedio de 4.500 nuevas infecciones, según los últimos datos del Ministerio de Salud de la Nación.

AHF precisó que “no hay dudas de la eficacia del preservativo contra las infecciones de transmisión sexual a la hora de mantener relaciones sexuales, por eso se aconseja usarlo desde el inicio hasta el final ininterrumpidamente”. De acuerdo a los datos preliminares del estudio que realizó esa organización en Argentina, entre el 2020 y el 2021 se encuestaron 6.814 personas, de las que 1.319 eran adolescentes de entre 15 y 19 años y 5.495 jóvenes de entre 20 y 29 años. Del total, solo el 17 por ciento dijo que utiliza el preservativo siempre, en todas sus relaciones sexuales. El resto respondió que algunas veces o nunca.

En los últimos años las cifras de quienes usan preservativo ha fluctuado. Así, en 2020 sólo el 3 por ciento de los adolescentes lo usó siempre, y el 10 por ciento en jóvenes. En el 2021, se observó el uso en el 5 por ciento de los adolescentes y el 13 por ciento en jóvenes. “Esta variación puede deberse a la pandemia por Covid-19, cuando se dificultó el acceso a los preservativos gratuitos por el aislamiento obligatorio, ya que no se podían retirar gratuitamente en los hospitales y centros de salud (destinados exclusivamente al virus), y las organizaciones sociales no podían funcionar en territorio”, explicó Natalia Haag, directora de testeo y prevención de VIH de AHF Argentina.

Según el mismo trabajo de AHF, entre los factores que ayudarían a elevar el uso de los preservativos, los consultados mencionaron mayoritariamente el tenerlos a mano cuando los necesitan y que sean más baratos. Entre los que nunca utilizan preservativos, el 32% mencionó que facilitaría su uso si su pareja lo sugiriera o no pensara mal si lo propone.

El uso del preservativo es esencial para lograr un enfoque integral, eficaz y sostenible de la prevención del VIH y otras infecciones de transmisión sexual. “El desarrollo de nuevas tecnologías de prevención, como las vacunas contra el VIH y los microbicidas, continúan teniendo avances favorables, pero los preservativos permanecerán en el tiempo como el principal medio de prevención”, indicó la organización.

La organización dijo que se estima que en el país hay 140.000 personas con VIH, de las cuales el 17 por ciento desconoce su diagnóstico. “La disminución de los testeos que se observó en los últimos años es preocupante porque lleva a un aumento de la trasmisión del virus y un retroceso significativo en los avances logrados hasta ahora. Muchas veces ocurre que las personas que quieren realizarse la prueba se ven desalentadas ante la falta de acceso y la poca oferta de espacios públicos. Por eso es importante el trabajo de las distintas organizaciones que buscan innovar en el acceso al diagnóstico”, manifestó Haag.

Según datos oficiales de Argentina, la mediana de edad de diagnóstico de VIH fue ascendiendo en todos los géneros, salvo en los varones cisgénero, entre quienes este indicador se ubica en 32 años desde hace más de cinco años. Entre las mujeres cis la mediana alcanzó los 35 años el último bienio, entre las mujeres trans 30 años y entre los varones trans, 32 años.

Sobre las vías de transmisión, un documento del Ministerio de Salud destaca que más del 98 por ciento de las personas diagnosticadas en el bienio 2019-2020 adquirieron el VIH por vía sexual. En el caso de los varones cis, el 36 por ciento en relaciones sexuales con mujeres y el 63 por ciento, con otros varones

Lectores: 239

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: