Información General
ONG Mujeres Guerreras

Silvina Romero: zafó de un femicidio y se transformó en una activa asistente de víctimas de violencia de género

La ONG ya cumplió un año y desde entonces asistió a 177 víctimas, entre ellas 37 hombres y 47 niños.

Silvina Romero tiene 45 años y un hijo de 12. Se convirtió en una dirigente social al conformar la ONG Mujeres Guerreras en la localidad bonaerense de Quilmes luego de ser víctima de un intento de femicidio y de la desidia estatal.

Harta de la falta de respuesta del municipio, del Ministerio de la Mujer y de la Justicia, sin ningún tipo de ayuda ni subsidios, a pulmón, conformó la ONG que tiene como finalidad asistir a víctimas de violencia de género, de violencia doméstica y otros tipos de atropellos y delitos.

La ONG ya cumplió un año y desde entonces asistió a 177 víctimas, entre ellas 37 hombres y 47 niños.

“Luego de un trabajo silencioso, recibimos el apoyo de la Red Amparo Nacional de Aníbal Gómez y pude iniciar la ONG”, contó Silvina en diálogo con NOVA.

Silvina detalló que su oficina es virtual por falta de recursos como para tener una sede. Las personas interesadas se pueden contactar a través del perfil de Facebook Mujeres Guerreras o por el whatsapp 1136129303.

“Me ocupo de asesorar y acompañar a las víctimas. Solo con mi SUBE me las arreglo para que se las escuche. Las oriento para que sepan cómo radicar las denuncias en las fiscalías, en los Juzgados de Familia, en las comisarías de la Mujer. A veces hay que hacer un poco de escándalo para que les den un botón antipánico o medidas cautelares”, explicó Romero.

“La ONG realiza lo que debería hacer el Ministerio de la Mujer, donde hay empleados con sueldos jugosos pero que se la pasan tomando mates y comiendo masitas. Lo sufrí yo en carne propia. Tampoco se preocupan desde el organismo municipal especializado de Quilmes”, agregó Silvina.

La dirigente social describió que también suele cumplir la función de psicóloga y que la contactan víctimas de La Plata.

Consultada sobre si notó un incremento de casos violentos en este año, Romero dijo que “hemos notado que los hombres son víctimas de violencia doméstica y se están animando a denunciar”.

Sin ningún tipo de ayuda, con su tarjeta SUBE y un celular, Silvina ocupa varias horas al día en su labor solidaria.

“Me gano la vida cuidando a una anciana tres veces a la semana”, explicó Romero.

De víctima a salvadora

Silvina Romero fue víctima de un intento de femicidio y de violencia de género reiterada en Quilmes entre 2018 y 2020.

Su expareja se llama Cristian Ariel Cisneros, un ingeniero electrónico, que a pesar de las denuncias de Silvina, que incluyó ataques con una trincheta, golpizas y el haber sido atropellada con una camioneta, nunca estuvo preso.

Silvina asegura que la impunidad en su caso se debe a que Cisneros pertenece a una familia de policías y de que un primo del denunciado es custodio del fiscal Alejandro Ruggeri, el especializado en la temática de violencia de género en el departamento judicial de Quilmes.

Romero tiene el cuerpo con cicatrices y hasta ella estuvo detenida 16 horas a pesar de que fue la víctima.

Ofuscada por todo lo que le sucedió y las faltas de respuestas, Silvina escrachó a la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza. "Yo la conozco hace un montón de tiempo y jamás ayudó a quienes han sufrido violencia de género y mucho menos a quienes son víctimas de abuso sexual infantil", aclaró Silvina. Y añadió: "Ella me prometió vivienda y trabajo, pero no cumplió".

Asimismo, Silvina afirmó que la Secretaría de Mujeres y Diversidades, a cargo de Sofía Tomé, "es totalmente incompetente". Ya que, ante las graves denuncias de abuso sexual y también violaciones contra mujeres, el ente "no generó respuestas y tampoco dan respuestas. La intendente se negó a dar atención siempre".

Lectores: 195

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: