Realeza y Jet Set
El más mediático ha sido el de Lady Di

La maldición de los divorcios de la realeza

El divorcio de Lady Di y el príncipe Carlos fue el más escandaloso de todos.

Aunque la reina Isabel II y su esposo el príncipe Felipe de Edimburgo tuvieron un matrimonio estable durante 73 años no podemos decir lo mismo de algunos de sus allegados.

A pesar de que la reina Isabel II y su esposo el príncipe Felipe de Edimburgo predicaron con el ejemplo y tuvieron un estable matrimonio durante 73 años, no puede decirse lo mismo de los matrimonios del círculo cercano de su majestad, los cuales han desatado algunas de las polémicas más vergonzosas dentro de la realeza británica.

Sin duda el divorcio más mediático sería el del príncipe Carlos y Lady Di. Este matrimonio desde el inicio estaba hecho para el fracaso ya que cuando se casaron en 1981 el hijo de la reina Isabel II no estaba enamorado de la princesa de Gales sino de su amante y actual esposa, Camilla Parker-Bowles por lo que la relación estuvo llena de infidelidades y decepciones para la princesa del pueblo.

Sin embargo, el fracaso matrimonial de los padres del príncipe William y Harry no es el único. Por ejemplo, en el caso de los cuatro hijos de la reina, Carlos, Ana, Andrés y Eduardo, solamente el menor de los descendientes sigue casado con su primera esposa, Sophie Rhys- Jones con la cual tiene dos hijos, Lady Louis y Jacob.

Princesa Ana

Su escasa suerte con su primer marido, el capitán Mark Phillips, se manifestó al poco de casarse. Desde el inicio los rumores afirmaban que la boda del capitán y la hija de la reina Isabel II fue un acto de despecho ante la imposibilidad de unirse al hombre que realmente amaba, Andrew Parker Bowles. Pocos años después de la boda y un par de hijos más tarde los rumores tuvieron razón, el matrimonio fracaso.

La relación estuvo llena de infidelidades mientras que la princesa Ana se decantaba por encontrar a sus amantes entre los hombres destinados a trabajar con ella, la infidelidad más sonada de Mark Phillips, tuvo como fruto el nacimiento de una niña que apenas se lleva cuatro años con su hija legítima Zara Tindall.

Actualmente la princesa Ana, lleva 28 años de casada con Timothy Laurence (quién tiene una larga carrera en la Marina Inglesa), a quien conoció cuando aún estaba casada, pero del que se enamoró profundamente.

Príncipe Andrés y Sara Fergueson

A pesar de que su separación se oficializó en 1996, nunca han dejado de compartir techo ni de apoyarse frente a sus mutuos escándalos, ni siquiera cuando Virginia Giuffre le acusó a él de haber abusado de ella cuando era menor de edad.

En este momento junto al príncipe Andrés, estaba su más fiel aliada, la mujer que, 25 años después de su divorcio formal, lo sigue describiendo como “el mejor y más grande caballero” que ha conocido nunca.

La escandalosa vida romántica de Margarita

Sin duda Margarita, hermana de la Reina Isabel, fue uno de los miembros más escandalosos de la monarquía, ya que buscó el amor en hombres que no eran aptos para la dinastía real.

Tuvo un romance con el coronel Peter Townsend, a pesar de la honorable carrera de él, no había ninguna posibilidad de que se casase con la princesa, por estar divorciado, tener 16 años más que ella, dos hijos de su matrimonio anterior y por no gozar del mismo rango social. Aunque la reina Isabel II, aprobó el matrimonio, la iglesia se opuso rotundamente, motivo por el que la relación terminó.

Después de algunos intereses románticos, incluyendo el primer ministro canadiense, John Napier Turner, el 6 de mayo de 1960, Margarita se casó con el fotógrafo y cineasta británico Antony Armstrong-Jones. Según los informes, aceptó su propuesta un día después de enterarse que Peter Townsend tenía la intención de casarse con una joven belga.

Su matrimonio duró 16 años, que estuvieron acompañados de drogas, alcohol y comportamientos extraños por ambas partes. El 11 de julio de 1978, se divorciaron oficialmente. Fue el primer divorcio de un miembro de alto rango de la familia real británica. El 15 de diciembre de 1978, el exesposo de Margarita, se casó con Lucy Lindsay-Hogg. Margarita por otro lado, no volvió a casarse.

Los matrimonios de los nietos de la Reina Isabel II parecen más estables

A pesar del pasado tortuoso que tienen los matrimonios reales, actualmente los enlaces matrimoniales de los nietos de la Reina Isabel II parecen más estables.

Zara Phillips se encuentra casada con Mike Tindall (ex jugador de Rugby). Mientras que el príncipe William y su esposa Kate Middleton son un ejemplo de lo que es un buen matrimonio y que decir del príncipe Harry, el cual se despojó de su carrera laboral en la realeza por formar una familia con Meghan Markle. La última boda real realizada sería la de Eugenia de York y Jack Brooksbank, los cuales están casados desde el 2018.

De los nietos de la Reina Isabel, él único que se ha divorciado es su nieto mayor e hijo de Ana, Peter Phillips, el cual se divorció de Autumn Kelly. El exmatrimonio llevó un divorcio civilizado por el bienestar de sus hijas, Savannah e Isla.

Lectores: 750

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: