NOVA Tecnología
Aprendizaje automático y aplicaciones de sotfware

Seis tendencias que marcan el futuro de la tecnología empresarial

Durante la última década el mundo ha experimentado grandes cambios, sobre todo en el desarrollo de la tecnología.

Durante la última década el mundo ha experimentado grandes cambios, sobre todo en el desarrollo de la tecnología. Hoy es una fuente primordial para el ser humano, tanto así que día a día surgen nuevas invenciones como la nube, nuevos modelos de software, interfaces de programación de aplicaciones, inteligencia artificial, web3, el metaverso, la hiper automatización y la computación cuántica.

Para ayudar a las empresas a entender qué tendencias tecnológicas serán más importantes para el futuro de las organizaciones, Bain & Company analizó más de 1.000 iniciativas relacionadas con la tecnología, incluyendo nuevas implementaciones, diligencias debidas e inversiones, compromisos de los clientes y dinámicas del mundo. Dicha investigación identificó seis tendencias crecientes que prometen cambiar la forma de trabajar de las compañías.

En primer lugar, Bain menciona que las empresas y los consumidores recurrirán a una gama más amplia de dispositivos para comunicarse y hacer las cosas. Si bien muchas compañías han apostado su futuro a un modo «mobile-first» de interactuar con clientes y socios, pocas están preparadas para la siguiente ola de evolución, donde será necesario adoptar una estrategia de agente a agente, o un plan omni-modelo que funcione bien tanto si la interacción se inicia con una persona como desde un dispositivo autónomo.

Bajo esa primicia, uno de los aspectos más importantes de esta tendencia será la capacidad de las máquinas para interactuar entre sí, y no sólo de las formas preprogramadas, sino de maneras más creativas, tomando decisiones en tiempo real basadas en parámetros específicos. Naturalmente, esto conlleva a modelos de interfaz mucho más ricos que puedan gestionar y procesar la información de los móviles, sistemas de los coches, y una amplia gama de sensores, los que aportarán toda la potencia del análisis en tiempo real, la IA y el aprendizaje automático para convertir en valor enormes cantidades de información no estructurada.

Otro punto que destaca el estudio es que los agentes de IA estarán integrados en todos los episodios de los clientes y en los procesos empresariales, conectando la información para personalizar los servicios y optimizar el uso de los recursos de la empresa. Estas experiencias hiper personalizadas reflejan la capacidad no sólo de entender a un cliente basándose en quién es, sino también de comprender su contexto diario: dónde está, cómo se siente y qué está tratando de lograr.

Como tercer eje, la consultora indica que las organizaciones irán más allá de sus métodos actuales de desarrollo de software, y crearán aplicaciones a partir de componentes de software fácilmente disponibles. Ya hay más de 54 millones de proyectos activos en GitHub, el mayor repositorio de código del mundo, a disposición de los desarrolladores, y según algunas estimaciones, más del 75 por ciento del código de la aplicación de software media procede de estas bibliotecas de código abierto.

Los “hiperescaladores” de la nube están acelerando esta estandarización al proporcionar acceso a un suministro casi ilimitado de funciones, lo que permitirá a las empresas ejecutar sus cargas de trabajo básicas, alquiladas a bajo coste, a la vez que invierten para diferenciar las aplicaciones empresariales que pueden ofrecer una ventaja competitiva. Por otro lado, es importante considerar que las compañías serán atacadas con más frecuencia y de formas que nunca creyeron posibles. Un aumento del 485 por ciento en los ataques de ransomware en Estados Unidos en 2020 es una clara señal de que las ciberamenazas están creciendo a un ritmo alarmante y son cada vez más sofisticadas. A medida que los atacantes se vuelven más avanzados, las empresas necesitarán equiparse con capacidades defensivas que sean más robustas, capaces de soportar y recuperarse de los ataques. Por lo que el enfoque más sostenible requiere repensar las zonas de protección y los comportamientos de los actores clave dentro de ellas.

Como cuarto punto, Bain & Company indica que los procesos ágiles siguen adaptándose de forma más amplia en las organizaciones, no sólo en el desarrollo de código y productos, sino también en las funciones. Este patrón de adopción hará que los métodos tradicionalmente centrados en la tecnología se conviertan en la norma.

Finalmente, desde la consultora aseguran que estas seis tendencias tendrán efectos profundos en la relación entre las compañías y la tecnología, lo que obligará a las primeras a adaptarse en forma acelerada a las nuevas posibilidades que necesita y requiere el mercado.

Lectores: 1154

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: