NOVA Salud
Inadmisible

La mitad de los establecimientos de salud del mundo carecen de servicios básicos de higiene

La cobertura de las instalaciones de agua, saneamiento e higiene sigue siendo desigual en las distintas regiones y países en función del grupo de ingresos al que pertenecen.

Las nuevas estimaciones mundiales sobre higiene revelan que el riesgo de presentar ‎enfermedades infecciosas aumenta entre los pacientes y los trabajadores de la salud. ‎

De acuerdo con el informe más reciente del Programa Conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la mitad de los establecimientos de salud del mundo carecen de aseos y de servicios básicos de higiene dotados de agua y jabón o desinfectante hidroalcohólico en las instalaciones donde se presta atención a los pacientes. Los cerca de 3850 millones de personas que acuden a estos establecimientos corren un gran riesgo de contraer infecciones, más aún si se tiene en cuenta que 688 millones son atendidos en establecimientos donde no hay ningún tipo de servicio de higiene.

Maria Neira, Directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS, ha dicho: “La existencia de instalaciones y prácticas de higiene en los establecimientos de salud es innegociable. Es imprescindible mejorarlos de cara a la preparación y la prevención frente a las epidemias y la recuperación tras ellas, pero no podremos avanzar si no se incrementan las inversiones en medidas básicas como el agua no contaminada, los aseos limpios y la gestión sin riesgos de los desechos de las actividades de atención de salud. Animo a los Estados Miembros a intensificar sus esfuerzos por llevar a la práctica el compromiso adquirido en 2019 por la Asamblea Mundial de la Salud de reforzar los servicios de agua, saneamiento e higiene en los establecimientos de salud, así como por hacer un seguimiento de dichos esfuerzos”.

En el informe sobre los progresos realizados en el periodo 2000–2021 en materia de agua, saneamiento e higiene en los establecimientos de salud, que se centra especialmente en su utilidad para prevenir y controlar las infecciones, se establecen por primera vez unas referencias aplicables a todo el mundo sobre los servicios de higiene. Gracias a que, en esta ocasión, el número de países que han proporcionado datos sobre elementos esenciales de los servicios de agua, saneamiento e higiene en sus hospitales y establecimientos de salud ha sido más alto que en los informes anteriores, se han podido establecer estas referencias relativas al acceso en los puntos de atención de salud y los aseos. Actualmente se dispone de datos sobre los servicios de higiene procedentes de 40 países, que abarcan el 35 por ciento de la población mundial, mientras que en 2019 y 2020 solo se tenían datos de 14 y de 21 países, respectivamente.

Estas nuevas estimaciones ponen de manifiesto un panorama claro y más alarmante sobre la situación de la higiene en los establecimientos de salud. Aunque el 68 por ciento de ellos disponen de estas instalaciones en los lugares donde se atiende a los pacientes y el 65 por ciento cuentan con puntos para lavarse las manos con agua y jabón en los aseos, solo el 51 por ciento dispone de ambos recursos y, por consiguiente, cumple los criterios establecidos para los servicios básicos de higiene. Otro dato revelador es que uno de cada 11 establecimientos de salud (el 9 por ciento) no dispone de ninguno de estos recursos.

Kelly Ann Naylor, Directora del Grupo de Programa sobre Agua, Saneamiento e Higiene y Clima y sobre Medio Ambiente, Energía y Reducción del Riesgo de Desastres del UNICEF, ha señalado: “Si los trabajadores de la salud no tienen acceso a servicios de higiene, no se puede decir que se presta atención de salud los usuarios de estos establecimientos. Los hospitales y dispensarios que carecen de agua no contaminada y servicios básicos de higiene y saneamiento pueden ser una trampa mortal para las embarazadas, los recién nacidos y los niños. Cada año, cerca de 670000 neonatos fallecen a causa de infecciones. Es una enorme tragedia, sobre todo teniendo en cuenta que estas defunciones se pueden prevenir”.

En el informe se señala que los ambientes y las manos contaminadas son una fuente importante de transmisión de patógenos y de generación de resistencias a los antimicrobianos en los establecimientos de salud. Para mejorar los programas de control y prevención de las infecciones es fundamental dotar de más acceso a puntos para lavarse las manos con agua y jabón e higienizar el entorno. Se trata de medidas imprescindibles a fin de prestar una atención de calidad, sobre todo para el parto sin riesgos.

La cobertura de las instalaciones de agua, saneamiento e higiene sigue siendo desigual en las distintas regiones y países en función del grupo de ingresos al que pertenecen:

*Los establecimientos del África subsahariana están rezagados en cuanto a los servicios de higiene. Mientras que las tres cuartas partes (el 73 por ciento) de los establecimientos de salud de la región disponen de servicios para lavarse las manos con alcohol o con agua y jabón en los puntos de atención, solo un tercio (el 37 por ciento) proporciona agua y jabón en los aseos. La gran mayoría (el 87 por ciento) de los hospitales dispone de instalaciones destinadas a la higiene de las manos en los puntos de atención, mientras que esta proporción es del 68% de los demás establecimientos de salud.

*En los países menos desarrollados, solo el 53 por ciento de los establecimientos de salud disponen de una fuente de agua protegida en sus instalaciones. A modo de comparación, la cifra mundial es del 78 por ciento. En los hospitales se llega al 88 por ciento, mientras que en los establecimientos de salud más pequeños el porcentaje es del 77 por ciento; en Asia oriental y sudoriental, esta proporción es del 90 por ciento. En todo el mundo, alrededor del 3 por ciento de los establecimientos de salud de las zonas urbanas y el 11 por ciento de las zonas rurales carecen de servicios de agua.

*En los países de los que se dispone de datos, uno de cada diez establecimientos de salud no tiene servicios de saneamiento. La proporción de establecimientos de salud sin servicios de saneamiento oscila entre el 3 por ciento en América Latina y el Caribe y en Asia oriental y sudoriental y el 22 por ciento en el África subsahariana. Además, apenas uno de cada cinco (el 21por ciento) de los países menos desarrollados dispone de servicios de saneamiento básicos en los establecimientos de salud.

Los datos revelan además que muchos establecimientos de salud carecen de servicios básicos de higiene del entorno y de separación y eliminación segura de los desechos sanitarios.

El informe se presenta en la Semana Mundial del Agua que se celebra en Estocolmo (Suecia). En la conferencia anual, que se desarrolla del 23 de agosto al 1 de septiembre, se estudian nuevas formas de encarar los mayores retos para la humanidad: desde la seguridad alimentaria y la salud hasta la agricultura, y la ganadería, la tecnología, la biodiversidad y el clima.

Lectores: 1430

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: