Economía y Empresas
Desastre económico

Nadie controla nada y el Gobierno mira para otro lado: los precios mayoristas volaron a un 8,2 por ciento en agosto

Los precios al por mayor aumentaron incluso por encima de los precios minoristas, y ya acumulan una suba del 74 por ciento en los últimos 12 meses. (Dibujo: NOVA)

Los precios al por mayor aumentaron incluso por encima de los precios minoristas, y ya acumulan una suba del 74 por ciento en los últimos 12 meses. El Banco Central se quedó sin herramientas y perdió el control de los precios.

La economía kirchnerista se cae a pedazos junto con la sociedad. El INDEC anunció que el Índice de precios internos al por mayor (IPIM) aumentó hasta un 8,2 por ciento solamente en el mes de agosto.

De esta forma, el IPIM acumuló un drástico aumento del 73,9 por ciento en comparación con el mismo mes del año pasado, y 56,2 por ciento solo en los primeros 8 meses del 2022. Los productos de fabricación nacional subieron un 8,1 por ciento en el mercado mayorista, mientras que los importados aumentaron un 9,1 por ciento.

La violenta suba inflacionaria de los precios mayoristas superó incluso los siete puntos de aumento registrado sobre el promedio de los precios minoristas en el mismo período. Hasta ahora, sucedía lo opuesto y los precios minoristas lideraban la inflación. Pero la causalidad se vuelve a invertir, y la mayor suba de los precios mayoristas anticipa que la inflación minorista de los próximos meses será cada vez más alta.

Un mayor nivel de aumento sobre los precios mayoristas en el día de hoy, implica una variación similar para los precios minoristas en el día de mañana, perpetuando así un peligroso ciclo inflacionario que se retroalimenta.

El Índice de precios básicos al por mayor (IPIB) tuvo un aumento violento del 8,1 por ciento en agosto y acumuló una suba interanual del 74,5 por ciento en los últimos 12 meses. Este indicador excluye el efecto de los impuestos sobre los precios mayoristas, y tuvo una suba del 56,1 por ciento en lo que va del año.

En la misma línea, el Índice de precios básicos del productor (IPP) aumentó un 7,8 por ciento en agosto y acumuló una fuerte suba del 74,6 por ciento contra el mismo mes del año 2021. En este segmento del mercado mayorista se excluyen todos aquellos productos que no sean de origen estrictamente nacional, y se excluyen los impuestos de la contabilización.

El Banco Central perdió la capacidad para ordenar y controlar las variables nominales de la economía argentina. A pesar del reciente aumento en la tasa de interés de referencia para las Leliq, la emisión monetaria se transformó en una variable completamente endógena y dependiente de los siderales desequilibrios del sector público.

A pesar de la llegada de Sergio Massa y Gabriel Rubinstein al equipo económico del oficialismo, la ausencia de un plan de estabilización y un ajuste fiscal creíble boicotea cualquier posibilidad para que el Banco Central pueda ser capaz de controlar la inflación.

Lectores: 977

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: