Judiciales y Policiales
Archivaron una causa por espionaje

Maldonado: el muerto que quisieron cargarle al anterior Gobierno y no resultó

El caso de Santiago Maldonado ocupó durante mucho tiempo las primeras planas y horas de los noticieros durante el 2017. (Dibujo: NOVA)

La Cámara Federal dejó firme el archivo del caso que investigaba a un funcionario del Ministerio de Seguridad de la gestión de Patricia Bullrich y de un jefe de la Gendarmería Nacional que estaban acusados de haber realizado tareas de espionaje sobre la familia de Santiago Maldonado, quien murió ahogado en Chubut tras un enfrentamiento con gendarmes.

Los beneficiados por el fallo son Gonzalo Cané, que fue secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas, dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación en el año 2017- y Fabián Arturo Méndez, jefe del escuadrón 35 de la Gendarmería Nacional. Con esta decisión, ambos quedaron sobreseídos.

En la causa se investigaba el presunto espionaje ilegal que se habría llevado a cabo sobre los miembros del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh), de otros colectivos de derechos humanos, de la comunidad mapuche y de la propia familia de Santiago Maldonado.

La causa fue archivada hace dos meses por el juez federal Daniel Rafecas, quien dijo que “no hubo indicios de que haya habido un seguimiento” y ese fallo fue apelado por la querella -representada por Myriam Bregman-, que calificó la decisión como arbitraria. Propuso impulsar nuevas medidas de prueba, lo que fue rechazado por el tribunal que revisa las decisiones de primera instancia.

Los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah emitieron un voto conjunto a favor de confirmar el archivo del caso y rechazaron el planteo de la querella.

“El juez ha investigado profundamente la hipótesis que planteó el querellante a lo largo de cinco años y concluyó fundadamente, sobre la base del resultado de esas medidas probatorias, que aquellas no avalan sus alegaciones”, dijeron los jueces en su fallo.

Y agregaron: “La fiscalía coincidió con esa posición. Con tal panorama, a esta altura, las diligencias que se sostienen como pendientes carecen de potencial entidad para modificar el escenario actual”.

En disidencia, el juez Roberto Boico votó por hacer lugar al planteo y desarchivar el expediente.

Lectores: 1179

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: