Política
¿La impunidad se le termina?

Acorralada y desesperada: la Cámara Federal pidió que se vuelva a investigar a CFK en la causa cuadernos

La vicepresidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. (Dibujo: NOVA)

Pese a los pataleos y berrinches de Cristina Fernández de Kirchner, que intenta atribuir las múltiples denuncias de corrupción en su contra a conspiraciones del Poder Judicial con fines políticos y escudarse bajo la muletilla del "lawfare", la Cámara Federal pidió que la vicepresidente vuelva a ser investigada en la “causa de los cuadernos”.

La Cámara Federal confirmó este viernes los procesamientos del ex secretario de Planificación Roberto Baratta y de un grupo de empresarios, en un fallo en donde se ratificó las pruebas en la llamada “causa cuadernos”, en donde CFK está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita que recaudaba coimas.

La Justicia explicó que las acusaciones no solo se sustentan en las anotaciones del chofer de Baratta, Oscar Centeno, sino también en otras pruebas y en las confesiones que hicieron los arrepentidos.

Mientras que la causa principal ya fue elevada a juicio oral, hay por otro lado, hechos puntuales que todavía se están investigando. En este marco, el tribunal señaló que en estos casos que continúan en la etapa de instrucción “aún quedaría definir la posible responsabilidad de otros/as coimputados/as en relación a algunos de los sucesos”.

Entre estos posibles implicados figura el nombre de Cristina. El fallo analizó las coimas que entregaron empresarios y, por lo tanto, los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, contra quienes la ex presidente lleva una cruzada personal, aseguran que faltaría indagar a quienes recibieron ese dinero.

“Respecto de este hecho -comprendido en el auto que estamos tratando-, las anotaciones de Centeno indican que el dinero recibido por Baratta fue luego llevado al domicilio de la calle Uruguay 1306 y entregado a Daniel Muñoz. Restaría evaluar la posible responsabilidad en este hecho de los otros coimputados”, sostuvo el fallo.

La Cámara Federal se pronunció de este modo tras analizar las apelaciones al procesamiento firmado en febrero pasado por el juez federal Julián Ercolini. Allí, se detalló el circuito de dinero que llegaba a manos de Daniel Muñoz, el fallecido secretario de Néstor Kirchner que lavó dinero en el exterior, pero además se señaló la dirección de la vicepresidente Cristina Kirchner.

Muchos de los arrepentidos ahora quieren mejorar su situación y plantean que el dinero entregado era para “la política”. Ese es el caso de Hugo Dragonetti y Julio Balán, dos de los empresarios cuyo procesamiento se confirmó hoy. La estrategia de algunos hombres de negocios consiste en plantear que el dinero que entregaron a Baratta eran aportes para campaña política, lo que implicaría que los hechos pasen a ser investigados por la justicia electoral.

El fallo de la Cámara Federal subrayó que en esta causa se analiza “el circuito de recaudación ilegal instaurado desde el seno de la Administración Pública Nacional (PEN) entre los años 2003 y 2015, el cual se nutría del dinero entregado por las diversas empresas contratistas del Estado en miras de asegurarse la asignación de contratos de obra pública, concesiones y otros beneficios que dependían -directa o indirectamente- de la voluntad administrativa”.

Es solo una mancha más para el tigre

Si bien las acusaciones y pruebas en contra de Cristina suman una larga lista, hasta ahora siempre ha conseguido salir airosa de las contiendas judiciales: la mandataria cuenta con un séquito propio de abogados, jueces y fiscales afines dispuestos a firmar cualquier cosa que le convenga a la jefa.

Pero además, tiene las riendas de organizaciones sociales con mucho caudal de gente que le otorgan un blindaje humano. No hace falta más que recordar el “Si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar” de La Cámpora.

De esta manera, entre las amistades en las salas judiciales y la presión social sobre los magistrados independientes, el latrocinio de CFK ha quedado impune por más que se la investigue y se la lleve a juicio incontables veces.

Lectores: 665

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: