Sexo y erotismo
Es más común de lo que parece

Procrasturbación, los beneficios de practicar sexo durante la jornada laboral

El sexo permite desatarse, descansar y desconectar.

Las personas disfrutan del sexo, incluso en el horario laboral. El sexo permite desatarse, descansar y desconectar. Distintos estudios post pandemia aseguran que, tanto hombres como mujeres, se masturban durante la jornada de trabajo, lo que los especialistas han denominado procrasturbación (del término procrastinar y masturbación) y se refiere al hábito de retrasar actividades sustituyéndolas por otras situaciones más agradables.

Con el Covid obligándonos a permanecer en casa forzosamente, el paradigma laboral se ha modificado y ha virado hacia el teletrabajo. En España, el porcentaje de ocupados que trabajan más de la mitad de los días desde su domicilio pasó del 4,8 en 2019 al 10,8 por ciento tras la irrupción de la pandemia según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La nueva rutina laboral ha tenido efectos positivos en cuanto a las relaciones sexuales de pareja se refiere. Los trabajadores que antes debían ocupar su tiempo para desplazarse hasta la oficina, en la actualidad han dejado de hacerlo y tienen más tiempo para disfrutar de otros aspectos, incluido el sexo. Una encuesta de Yellow Octopus reveló que uno de cada cuatro empleados que trabajan desde casa tenía sexo durante la jornada laboral, o mejor dicho se masturbaba durante el teletrabajo.

La encuesta en la que participaron mil teletrabajadores de Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Canadá sacó a la luz los secretos y comportamientos menos esperados: desde emborracharse, hasta masturbarse, pasando por tener sexo oral en una videoconferencia. Mantener sexo en el trabajo es algo que pocos se han planteado al trabajar en una oficina. Aun así, el estudio ha revelado que es más común de lo que parece: uno de cada diez encuestados ha admitido haber practicado sexo en la oficina.

Según el Instituto Americano del Estrés, alrededor del 33 por ciento de la población experimenta estrés extremo y la Organización Mundial del Estrés informa que el 80 por ciento de las personas lo experimentan en el trabajo. Con un trastorno que afecta a la mayor parte de la población activa, no es de extrañar que se busquen formas no convencionales de aliviar el estrés como, por ejemplo, el sexo. Y es que tal y como se conoce el sexo inunda el cerebro con sustancias químicas como la dopamina, las endorfinas y la oxitocina que hacen sentirnos bien. Tener sexo de manera periódica tiene beneficios para la salud, ya que aporta calidad de vida, permite un mejor funcionamiento del cuerpo y se ponen en marcha varios sistemas orgánicos.

El sexo ayudará a aliviar tensiones y el estrés, generando un aumento de la creatividad, la resolución de conflictos y la tranquilidad para afrontar las dificultades en el trabajo. Lo que sí es importante diferenciar el tiempo para realizar distintas tareas y actividades, apara no alargar la jornada laboral y poder disfrutar del sexo en pareja.

La Academia Internacional de Sexología Médica analizó la situación de los hombres y mujeres que, aun volviendo a la normalidad, continúan desarrollando sus actividades laborales en remoto, y reveló que las parejas que convivían durante el confinamiento aumentaron la frecuencia y la satisfacción sexual.

Lectores: 1848

Envianos tu comentario

Jacinto Pichimahuida  - 
Andá a la puta que te parió! Yo soy doce
Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: