El columnista invitado
Visión

L'Apocalipsi: Il Armageddon

Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y performer.

Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y performer

“El odio de los hombres pasará, y los dictadores morirán, y el poder que tomaron del pueblo volverá al pueblo...” Charles Chaplin

Cuando se pretende eludir el compromiso, se elude la realidad, porque la vida está llena de compromisos sobre todo el de uno mismo. La vida es optar y adquirir vínculos. Quien pretenda almacenar intacta su capacidad de optar no es libre: es un prisionero de su indecisión.

La opinión pública, tan cargada de presagios escatológicos y temerosa, respirando por sus pulmones de plomo, no cesan de dibujar una realidad inexistente, respira según sus latidos bursátiles, lo que equivale a poseer aptitud para perturbar el desarrollo de un hecho genuino, al procurar su fracaso, y “¡al carajo con la verdad!”...

El resto son palabras vacías, que dejan cierto tufillo fétido, visualizando la clara desigualdad que experimentamos, quienes no nos engañamos con los parches que coloca semana a semana un gobierno y una oposición ignorante en contubernio desestabilizador de la salud mental, ya de por sí en caída libre de un pueblo paria...

Pero a no preocuparse, ha llegado Sergio Massa, el burgués capitalista, paladín caprichoso actor secundario en rol de "salvador" de una Argentina, reducida a ser nada más que especulación, mitomanía y coloniaje.

"Massa amasa la masa y la masa le pasa la masa" nos dice el trap de la canción dedicada al ex-intendente de Tigre, bajo la mirada atenta de personajes siempre presentes en nuestra pobre historia, como Lavagna y sus allegados que se codean con el "círculo rojo" excluyente y con fórmulas repetidas de desigualdad y ausencia de independencia, todo para que nada cambie…

Si hasta en la Sociedad Rural el presidente de dicha entidad agro-garca fue bien recibido… La gran esperanza medio pelo, grasita: un tilingo trepador de la UCEDE, ansioso en llegar a ser presidente… Produce cierto malestar esta elección del tal Massa, en quienes deseamos y apostamos jugándonos enteros por un país libre, igualitario, solidario.

No deseo hoy ser neutro, ignoro el sentido del término contemporizar con los vendedores de mi tierra, y su funcionamiento que deviene en elongar tiempos para que tú enemigo te dispare... Todo es demasiado lento y no se asimila a las prisas de quienes están en el límite de la vida...

Hoy el silencio es criminal, sea de dirigentes, de militantes de lo que sea, de intelectuales, de instituciones, de gobiernos, sea de quien sea, venga de donde venga ¡Manifestarse ya!, ¡Desobedecer ya!, ¡Resistir al poder de los irreprochablemente ignorantes que gobiernan!

La exclusión es norma y regla en Argentina hoy. Nos han mentido de manera flagrante a nosotros, o piensan que manipularnos como títeres y soportar lo insoportable, provocados por los mismos de siempre, los eunucos sin cabeza, los explotadores, los que les importa nada los hambreados, indigentes, sin techo, es "gratarola", ¿no trae consecuencias?... Existe una frontera, un límite para los actos que recaen sobre la comunidad, temerosa y avara de sus placeres.

Lo acontecido en los últimos años dejan en claro que los gobiernos progresistas eliminaron la adhesión popular de la que gozaron. Si mantienen el apoyo es debido más al rechazo a las ultraderechas, que a un respaldo a las frágiles propuestas y formas de actuación. Los progresismos se asimilaron al sistema de modo sutil y terminaron con su origen socialista...

Definen en antípodas a las derechas más por una instancia conservadora que por decisiones transformadoras. Estos gobiernos progresistas se encuentran o simulan estar perdidos, ante la gravedad de la crisis global en la que permanecemos, a la que no han podido anticiparse ni encuentran el modo de posicionarse con clara entidad.

La cultura de la prostitución y el porno, están asimiladas cual núcleo constitutivo de ser y estar en Argentina, por elección. Opera bajo diversas formas de sexismo, asimilado al acontecer de la existencia de una comunidad en estado de aparente "celo casual financiero", basta visualizar los pasquines que ofrecen los kioskos, programas de televisión, films producidos por y para el porno directo o metafórico, prostitutas por tendencia ocupando listas de partidos políticos en sitiales de honor, dirigiendo las más diversas empresas, armadas con capitales fantasmas y activos incorpóreos...

Se pudiera bautizar al dólar en sus subas y bajas, programadas detrás de bambalinas, como Dólar Porno, creo uniría todas las categorías, pues es oficial, blue, puré, solidario para los estafadores, oficial que ya no se gobierna para el pueblo, salvo para los que la juntan en pala y deciden en Argentina.

Los mercados juegan en contra de la más mínima modificación de las reglas del juego y que los movimientos progresistas no tienen ni la voluntad ni las propuestas adecuadas para modificar la realidad en que pretenden gobernar e instalar modificaciones de rumbo, que jamás se llevarán a cabo.

Existen campos de fuerza que atraviesan a todos los procesos, que acotan las posibilidades de transformaciones profundas y los alcances que puede tener esta segunda ola progresista, que dejaron de lado las urgencias de las sociedades huérfanas de representación, hambreadas y de espaldas a la realidad manipulada los de siempre.

El dinero es la clave de cómo el porno liberado ha impuesto criterio, dándose a la fuga, valores tales como “lealtad”, “compromiso”, “ética”, “valentía”, “autodeterminación”, “conocimiento”, “responsabilidad”, “voluntad”... He desafiado los mandatos de la cultura represora del sistema capitalista en su vertiente neoliberal de la derecha fascista y de la pseudo-izquierda travestida.

He renunciado al banquete de delitos que ofrecían las pudibundas oligarquías y burguesías, siempre asimilando al medio pelo construido para llevar a cabo la eliminación del arte y la cultura, devenida en “chatarra”, que me ofrecía en mi infancia, mi ridícula familia burguesa y entorno ignorante, a cambio de renunciar a mis ideas e ideales.

Han intentado domesticarme, no han podido, los que articularon la “cultura represora”, me han disparado a quemarropa, cuando he accionado en contra de la eliminación de la Naturaleza, cuando he dicho: ¡Imbéciles! los recursos no son renovables en el marco del neoliberalismo, entre ellos los talentos hoy en fuga... Los instintos que nos asimilan al reino natural, fueron sofocados, condenados, torturados, asesinados. Los cuerpos sometidos a toda forma de vejamen, de escarnio, de sufrimiento.

Torturadores seriales, funcionarios cobardes y traidores, psicóticos y brutales. No hubo piedad, ni la habrá. La cultura represora nunca asimiló, que aquello que encontramos al llegar, no es propiedad de nadie.

La naturaleza ya estaba, y entonces ser dueño de la tierra, ser dueño del agua, ser dueño del aire, no es un acto de propiedad, sino de vandalismo. De usurpación. De exterminio. Y la naturaleza son también nuestros deseos, nuestros anhelos, nuestras luchas, nuestra espiritualidad.

Es fundamental abordar este tema que no figura en agenda alguna de gobiernos disfuncionales, en el espacio de la ciencia, el arte, la política y el amor, que han quedado huérfanos de espejos, produjo un daño atroz, al enfrentarnos de una manera cruel y salvaje.

Cuando hablo de cultura represora, hablo de amenaza, mandato, culpa y castigo. Así, se transforma el placer en culpa y el deseo en mandato. Todos los sistemas jerárquicos funcionan de este modo. Por eso me parece importante indagar en qué momento el arte es capturado por la cultura represora.

El problema es que no hay falta de alimentos y de medicamentos, no hay gobernantes preparados para administrar recursos, simple, tan simple... Sumo: existen los Don Nadie, Mesías Inversos, inútiles para lo que sería de utilidad a la comunidad toda, incluyó a todos/as los/as que intentan y lo logran, engañar, manipular a un pueblo idiotizado mirando fijamente la televisión, desde donde les emiten las órdenes para que la estafa continúe...

Las tendencias tan arraigadas en esta Argentina de tercer milenio, solo para "delincuentes y traidores", construyen mitos inexistentes, en todos los rubros y los lanzan cual mercadería, para ser fagocitados... No dejen de comprar toda la basura que los está devorando. ¡Ah! y los candidatos erigidos cual símbolo de la liberación. ¡Juaaa! si no saben ni quiénes son, en calidad de jugarse por causas inexistentes, auspiciados por multinacionales, que atentan contra nuestra soberanía. ¡Déjense de joder!... No compro no vendo, sólo me manifiesto en acto, luego deviene el lenguaje, donde pretendo decir lo que veo y experimento.

Nuevo orden mundial en acto, lo he anticipado hace 22 años... los que no se asimilen, tal mi caso, buscando búnker para sobrevivir, caerán en la trampa auspiciada por los genocidas del mercado... No esperen nada, salvo de ustedes mismos.

Las bestias fluyentes lo han tomado todo/ empresariuchos y ricachones / entonando viejas canciones genocidas... y estalló la porquería universal/ en nuestras vidas / con reporteros mercenarios / que filman/ cómo se vive y muere / cada día / niños tirados en arenas lejanas / en las pantallas / para divertimento / de los ignorantes que gobiernan. / No moriremos de balas / moriremos de olvido / y seremos cifras de un sin sentido...

Dicen que no sabían lo que sucedía. Ahora sí. Ahora la indiferencia es diferente... Ahora la indiferencia te hace cómplice total y absoluto de la masacre en acto de nuestra especie, del mundo y su paroxismo... ¿Globalizaron la psicopatía, la mitomanía, la cobardía y el servilismo?

Lectores: 2147

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: