Realeza y Jet Set
Su caso va a la Corte Suprema de Londres

El príncipe Harry suma puntos en su batalla legal para sentirse seguro en Reino Unido

El príncipe Harry está de enhorabuena.

El príncipe Harry está de enhorabuena. Su batalla en busca de seguridad contra el Ministerio del Interior de Reino Unido avanza por buen camino hacia la Corte Suprema. Según la última sentencia, publicada el pasado viernes por el juez Justice Swift, encargado del caso, el duque de Sussex ha obtenido permiso para llevar su caso contra el Ministerio del Interior a la Corte Suprema de Londres en busca de conseguir contar en sus visitas al país con la misma seguridad que disfrutaba antes de su marcha de Reino Unido.

La decisión del Ministerio del interior de retirarle la seguridad policial alegando que había dejado de ser un cargo público tras renunciar a sus obligaciones reales podrá será revisada. Una feliz noticia para el hijo menor de Diana de Gales, que llega tras su última visita a la ONU junto a Meghan Markle, donde rindió homenaje a Nelson Mandela.

Desde su partida en marzo de 2020 a Estados Unidos, los duques de Sussex no disponen de protección policial ni se le permite pagar a agentes públicos de su propio bolsillo que le acompañen. El hijo menor de Diana de Gales no se siente seguro en su país natal, así lo ha manifestado claramente en varias ocasiones, hasta llegar a emprender acciones legales contra el Ministerio del Interior para intentar solucionar la situación. Una situación sin precedentes en la era actual. En la polémica entrevista que concedió la pareja a su vecina y amiga Oprah, el duque manifestó su enfado tras serle denegado su deseo de pagar él mismo a la policía de Scotland Yard. Y su equipo de abogados así lo esgrimió en el Tribunal Supremo de Londres: "no se siente seguro" en el que "es, y siempre será, su hogar".

Los problemas de seguridad han sido uno de los motivos más esgrimidos por el príncipe Harry para no volver con su familia a Inglaterra. Sonada fue su ausencia en el multitudinario y solemne homenaje que tuvo lugar en recuerdo a su desaparecido abuelo el duque de Edimburgo. Sin embargo, pudimos ver a la familia al completo regresar al país con motivo de la celebración del Jubileo de Platino de la Reina, donde la monarca pudo al fin conocer a su nieta Lilibet y celebrar a su lado su primer cumpleaños.

Hasta ese momento, desde que se mudaron a Estados Unidos, el duque de Sussex sólo había visitado Reino Unidos en dos ocasiones y lo había hecho él sólo. La primera de ellas para participar en el sepelio de su abuelo el duque de Edimburgo el 17 de abril de 2020, cuando Meghan estaba aún embarazada de su segundo hijo. La segunda, el pasado verano, entonces regresó en solitario para asistir a la inauguración de una estatua en homenaje a su difunta madre, la princesa Diana de Gales, junto a su hermano el príncipe Guillermo.

Sin embargo, su intención sigue siendo poder volver con la familia, de hecho, los duques de Sussex sorprendieron con una visita relámpago y por sorpresa a la reina Isabel II, haciendo escala en Reino Unido antes de acudir a la inauguración de los Juegos Invictus en los Países Bajos, aquella fue su primera visita juntos al viejo continente, dos años después de establecerse en California.

El Gobierno británico tiene ahora 56 días para registrar la documentación que sustentará sus argumentos y aunque todavía no se ha dado a conocer la fecha exacta de la audiencia en la que su caso sería revisado, esta reciente decisión del juez abre una primera puerta para que los duques de Sussex puedan conseguir contar con el equipo de seguridad que desean cada vez que regresen a Reino Unidos.

Lectores: 536

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: