Política
Desesperado por no perder poder

Con la pérdida de territorio en Río Negro, Soria se cuelga de Cristina para intentar repuntar su imagen

El actual ministro de Justicia de la Nación, que desmanteló al peronismo en Río Negro, quiere ganar adeptos desde el kirchnerismo. (Dibujo: NOVA)

Martín Soria, ex intendente de General Roca y a punto de ser echado como ministro de Justicia de la Nación, busca volver a tener representatividad en Río Negro colgándose de Cristina Fernández de Kirchner con un intento de “salvarla” en su juicio de Vialidad Nacional. Si bien el sorismo fue desmantelando el Partido Justicialista (PJ) en la Provincia, ahora quiere volver a la carga, reemplazando los aliados perdidos con el kirchnerismo.

El clan Soria, que incluye a la actual intendenta de Roca, fueron los encargados de que muchos aliados se fueran del peronismo, en primera instancia luego de que Martín perdiera las elecciones contra Arabela Carreras. El primero en irse del Frente de Todos (FdT), que nucleaba a distintos partidos, fue Nicolás Rochas, quien era el apoderado del PJ. Rocha, junto a otros, se fue a una bancada nueva componiendo el Frente Renovador, iniciando así el desmantelamiento.

Más tarde, con el cierre de listas, Martín Soria le dio los avales a Martín Doñate para que elija al candidato a diputado nacional en el 2021. La Cámpora tomó poder, y encabezando la lista fue Ana Marks, quien salió tercera y provocó la ruptura total dentro del FdT provincial. A su vez, al poco tiempo y al tratar de buscar culpables, Alejandra Más, presidenta del PJ rionegrino, anunció su renuncia y abrió una bancada con otros dos legisladores a la cuál llamaron Unidad Ciudadana.

El sorismo, por ineptitud, perdió poder y el kirchnerismo fue tomando adeptos en la Provincia, hasta cerrar acuerdos con el ex gobernador y fundador de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck. Es una realidad que el senador nacional selló un acuerdo con el kirchnerismo, y la cabeza que comanda a La Cámpora en Río Negro es Doñate.

El oriundo de Luis Beltrán ya tiene todo acordado con Weretilneck para el 2023, donde el kirchnerismo se unirá a Juntos Somos Río Negro y así irá a elecciones contra Juntos por el Cambio y la parte restante del peronismo.

El panorama al 2023 parece ir encaminado con la separación del sorismo y ahora el Ministro intenta querer colgarse de Cristina para intentar obtener un lugarcito en el gran frente que se podría unir en el 2023. De ciertas maneras Martín Soria se encuentra en “Pampa y la vía”, con una total incertidumbre, ya que el año que viene podría perder General Roca como último bastión político que le queda.

Lectores: 483

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: