Política
Gobierno terminado

La Casa Rosada está como rodillas de prostituta: Alberto Fernández desgastado y la vice con una carpeta bajo el brazo

Cristina Fernández de Kirchner le negó la renuncia al Presidente y le planteó cuáles son sus exigencias para permitirle no irse por la puerta de atrás como Raúl Alfonsín. (Dibujo: NOVA)

Otra jornada no fue fácil para el presidente Alberto Fernández, luego del cimbronazo que generó la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, y la disputa por encontrar un reemplazo que generara consenso en el Gobierno. El jefe de Estado compartió una cena en la Quinta de Olivos con su vice, Cristina Fernández de Kirchner.

Al parecer, y a pesar del hermetismo guardado por las personas cercanas al conjunto presidencia, trascendió que la ex mandataria, reclamó una serie de medidas que, a su criterio, deberían implementarse en los primeros días de Silvina Batakis como ministra de Economía.

En ese sentido, la enérgica crítica de la presidente del Senado, fue básicamente plantear un giro del rumbo económico que llevó Guzmán, sobre todo una renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es lo que más exaspera a CFK, y probablemente lo que apuró la salida del funcionario.

Entre las exigencias de la vicepresidente, se encuentra avanzar con medidas consideradas redistributivas como el Salario Básico Universal, que fue reclamado por el dirigente social Juan Grabois a Batakis minutos después de asumir el cargo, vía Twitter.

“Fue una reunión mucho mejor que la anterior. Está todo más ordenado”, habría hecho trascender el Presidente a un par de amigos de confianza durante el mediodía de este martes, con el objetivo de bajar tensiones.

Aunque, desde el entorno de la residencia presidencial se sostuvo que el clima durante el encuentro fue tenso y casi no hubo intercambio de palabras, solo algunas frases directas, sobre todo de parte de la ex presidenta.

“El diálogo quedó abierto”, aseguró una fuente que sostiene lazos con el sector de la vicepresidenta, sin agregar más datos de un encuentro que no tuvo comunicado oficial posterior, ni mucho menos imágenes.

“Cristina le marcó la cancha, le dijo lo que quiere que se haga de acá en más”, dramatizó una fuente del albertismo, en un contexto de hermetismo y silencio, que deja al descubierto la debilidad política del mandatario nacional, frente a un contexto de crisis económica y social, que repercute en la feroz disputa de poder que domina a la coalición gobernante.

Lectores: 1635

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: