Interior del país
Martín Grande es citado por la Justicia

Salta: ex diputado trató de "atorrante" a una fiscal y dice que no se arrepiente

Martín Grande tuvo un exabrupto sobre la fiscal Verónica Simesen de Bielke por lo que es citado ante la Justicia, la misma que miró para otro lado ante casos de mayor envergadura.

Que Martín Grande es medio dinosaurio, no lo discute nadie. Pero en esta ocasión hay que admitir que algo de razón tiene. Y es que, mientras él debe acudir de forma frecuente a responder por un agravio que hizo contra la fiscal Verónica Simesen de Bielke durante el año pasado, otros siguen gozando de sus libertades ante el avance lento de una justicia que, casualmente, tienen a la mencionada abogada como una de las partes intervinientes.

Para contextualizar, el ex diputado nacional y ex dueño de FM Profesional, arremetió el año pasado contra Simesen, la joyita preferida de Abel Cornejo, en la época en la que éste era procurador general. Resulta ser que a Grande lo involucran con Matías Huergo Cornejo, su ex amigo, el empresario sindicado, hasta el momento, como el único involucrado en el acto de corrupción conocido como "facturas truchas" en la Municipalidad de Salta durante la gestión 2015-2019.

En aquel año, Grande fue citado a declarar por parte de la fiscal ya que, en declaraciones públicas, el ex periodista manifestó haberle advertido a Huergo que se estaba metiendo en serios problemas y que sería el único "salame" de todo ese sanguchote. Entendiendo que Martín estaba al tanto de los ilícitos de su otrora amigo y que como funcionario público no cumplió con el deber de denunciarlo penalmente, es que Simesen empezó la persecución contra el entonces legislador quien explotó durante una entrevista telefónica con una radio local.

"Por supuesto nunca me voy a negar a declarar, pero lo que hizo esa fiscal no tiene nombre. Es una verdadera incapaz, miran para el lado que les conviene (…) Vamos viejo, haceme el favor, no me la pongas de ejemplo. Me parece a mí que es una atorranta, mirá" dijo en su descargo radial y, recién luego de que estallaron todos en su contra por develar su lado "machirulo", intentó defenderse, pero fue en vano. "Hoy en una entrevista radial traté a la fiscal Simensen De Bielke de atorranta "atorrante” es un americanismo que significa 'vago', 'holgazán', 'desvergonzado'" no fue la palabra más adecuada, pido disculpas públicas a la fiscal" escribió en su cuenta de Twitter. Era tarde, eso le costaría acciones legales.

Obviamente la fiscal no se quedó con las disculpas de Grande y lo llevó a la Justicia, allí donde no llevó o no avanzó contra Huergo. Hoy, a más de tres años de conocido el escándalo de las facturas apócrifas en la municipalidad y el lavado de más de 500 millones de pesos; con nombres como Pablo Gauffín, Aníbal Anaquín, Guido Giacosa y muchos más en el medio; con pruebas secuestradas por fuerzas federales y con los principales sospechosos vacacionando en el exterior, a la Justicia le preocupa más los dichos de un ex legislador (que estuvieron fuera de lugar, porque una cosa no quita la otra), que en investigar cómo se patinan la plata de los salteños para su propio interés.

Lectores: 704

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: