Política
"La Grieta" está que arde

El gobernador jujeño Gerardo Morales cruzó al Presidente por su visita sectaria a la provincia

El titular de la Unión Cívica Radical (UCR) realizó un descargo contra Alberto Fernández por la reunión que mantuvo con la dirigente terrorista Milagro Sala. (Dibujo: NOVA)

La suspensión de la agenda diaria de Alberto Fernández con motivo de su viaje a Jujuy para visitar a Milagro Sala, quien se encuentra internada por una trombosis, generó repudio en el arco opositor, especialmente en Gerardo Morales.

El gobernador de la provincia lamentó que el Presidente no haya aprovechado el viaje para reunirse con él y consideró una “falta de respeto” su reunión con la líder de la Tupac Amarú. En el mismo sentido, a través de las redes sociales, oficializó por escrito su descargo.

Sus declaraciones se dieron en el marco de la inauguración de una escuela secundaria en el barrio Alto Comedero, antigua zona de influencia de la organización Tupac Amaru, de la cual es referente Sala, quien está con prisión preventiva por ser condenada como jefa de una asociación ilícita que estafó al Estado en la construcción de viviendas sociales entre 2011 y 2015.

“Me duele que el Presidente haya estado acá haciendo una visita personal y no me haya visitado. Inclusive lo estaba esperando en mi despacho. Comparto que tendría que estar en este acto. En medida que el país no rompa esta cultura de la grieta y de gobernar para las facciones, nos va a ir mal como pueblo. Y esto se ha profundizado hoy”, advirtió Morales durante su discurso.

El mandatario provincial enumeró las acciones de su gestión para lograr proyectos como el conseguido con la apertura de un nuevo establecimiento educativo en Alto Comedero. “Para muchos que no conocen lo que tuvimos que hacer acá en Jujuy para lograr estos proyectos, lo primero que tuvimos que hacer fue poner orden democrático y restablecer la paz. Más de una década de violencia y corrupción, liderado por personas que están presas y que tienen que seguir presas”, apuntó Morales.

Visiblemente molesto por la actitud del presidente Fernández, el gobernador Morales le pidió “que no gobierne para una facción y que gobierne para todo el pueblo argentino”. Y agregó: “Y que tenga la tolerancia de que venga a Jujuy, a una provincia gobernada por alguien que piensa diferente. No importa que pensemos diferente”.

“El camino es el diálogo, no la grieta. El camino es la tolerancia, no esta falta de respeto, no ya a un gobernador, sino a la provincia de Jujuy por parte del presidente de la Nación. Espero que reflexione y nos visite y respete como pueblo”, subrayó Morales.

Solicitada del gobernador

“Lo invité decenas de veces a visitar Jujuy para compartir proyectos de nuestro pueblo, que es también su pueblo y siempre se negó a hacerlo”, comienza el comunicado de Morales. Y continúa: “Hubiera sido una oportunidad para que conozca los grandes proyectos en marcha que están transformando Jujuy y que pueden transformar el país”.

“Mientras usted realizaba su visita yo estaba yendo a Inaugurar una de las 258 escuelas que comenzamos a construir con un gran esfuerzo de la Provincia en un barrio emblemático de la ciudad capital como es Alto Comedero”, sentenció. Y agregó: “Hubiera sido una buena oportunidad para que juntos, más allá de nuestras diferencias, superemos la grieta que tanto mal nos hace como país”.

El referente de la Unión Cívica Radical (UCR) recalcó su malestar con el jefe de Estado por hacer “oídos sordos ante el desesperado pedido de cientos de víctimas que sufrieron las más aberrantes violaciones de Derechos Humanos durante el reinado de violencia y corrupción que ejerció Milagro Sala durante más de 10 años de Gobierno paralelo”.

Asimismo, rememoró “esa violencia produjo muertes, agresiones, usurpaciones y sometimiento hacia los más pobres”. Poniendo en evidencia la muerte de Patricio “Pato” Condorí en Humahuaca durante una usurpación liderada por organizaciones que ella manejaba. Y también la golpiza que le dio, junto a su patota, al militante social Luca Arias en una emboscada que le hicieron con ayuda de un ministro provincial en su despacho público. Entre tanto más.

“Reafirmo mi convicción humanística y mis deseos de pronta recuperación para que la señora Milagro Sala siga cumpliendo sus condenas en una cárcel común”, afirmó Morales. Y añadió: “Lamento nuevamente que su actitud me obligue a dirigirme a usted, que ejerce la máxima responsabilidad en estos términos”.

“Milagro Sala es una delincuente condenada por corrupción y por haber esclavizado a los pobres con violencia. Le pido que gobierne para todo el Pueblo Argentino y no solo para una facción”, concluyó el gobernador jujeño.

Lectores: 332

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: