Economía y Empresas
Quieren tapar el sol con la mano

Se viene el estallido: el Gobierno pone parches a una economía que se hunde

La situación no da para más, y las medidas económicas son parches para no terminar de hundir a la Argentina. (Dibujo: NOVA)

Mientras Alberto Fernández juega a la política, y Martín Guzmán hace malabares para sostener la economía endeble del país, la gente en la calle no tiene para comer. En este sentido, los economistas afirmaron que las medidas adoptadas por el Gobierno para tratar de pasar el mal momento con menos dólares provocarán más inflación y una mayor desaceleración económica.

Las decisiones de Guzmán, constituyen un paquete de profundización inevitable del cepo en medio de las dificultades del Banco Central para sumar reservas, en sintonía con el acuerdo que firmó la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Horas después del anuncio, se dispararon todas las cotizaciones paralelas del dólar.

Claudio Caprarulo, de Analytica, consideró que la decisión de la entidad que preside Miguel Pesce “es una medida poco feliz pero lógica y necesaria en un régimen macroeconómico donde los incentivos están muy distorsionados. Es un nuevo parche”. “Desde Analytica estimamos que en mayo el exceso de importaciones por encima del nivel de actividad rondó los 1.200 millones de dólares, un lujo que la Argentina aún sumida en una crisis de deuda externa no se puede dar”, indicó.

“Si sabes que no podés levantar el cepo cambiario porque una fuerte devaluación no es viable entonces la contracara es que tenés que ser muy preciso en la asignación de dólares a tipo de cambio oficial”, aclaró. En términos de actividad, indicó que “si la medida es bien implementada debería ser marginal el impacto negativo, porque tiene que atacar a las importaciones especulativas, pero pone más presión a los precios porque afecta los costos de reposición de los productos afectados”.

La realidad es que va a ser muy importante como trabaje el Gobierno sobre las expectativas de las empresas y de la gente, ya que tiene que mostrar resultados rápido y dar a conocer un sendero de normalización. A su vez, el diálogo con los sectores productivos es clave para contener los efectos adversos y recalibrar ante errores. La realidad es que la economía Argentina está en una situación muy frágil y no hay margen de error. Otra variable importante es adónde van a ir los pesos que iban a esas importaciones por

Lectores: 706

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: