Economía y Empresas
La crisis es el Kirchnerismo

¡El último que apague la luz! Se disparan el riesgo país y el dólar

La economía cada vez más inestable, y el kirchnerismo echa más leña al fuego. (Dibujo: NOVA)

El Gobierno perdió la poca credibilidad adquirida a partir del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Al término de la jornada de hoy, el índice de Riesgo País elaborado por JP Morgan volvió a aumentar y cerró el día en los 2233 puntos básicos.

Este indicador mide el diferencial de tasas de interés que debe abonar el Estado argentino por sus bonos, por encima de la tasa para los bonos del Tesoro de Estados Unidos, un activo confiable por excelencia que suele ser usado como parámetro de referencia. Argentina debe pagar una tasa del 22,3 por ciento por encima de la tasa internacional, para compensar el riesgo de devaluación y el riesgo de impago.

Pese al acuerdo con el FMI, la prima de riesgo es actualmente la más elevada desde julio de 2020, antes de que se produjera la reestructuración con acreedores privados. El Gobierno no produjo ningún cambio fiscal en el tiempo posterior al canje de bonos, y el acuerdo con el Fondo no fue creíble y no despertó confianza.

El déficit fiscal primario ya representa el 3,3 por ciento del PBI según la última medición correspondiente a mayo, y contabilizando intereses el resultado supera el 4,8 por ciento del producto. La meta del Fondo, que establece un límite para el resultado primario del 2,5 por ciento del PBI para diciembre, parece cada vez más inalcanzable y esto se traduce una mayor prima de riesgo.

La volatilidad de la economía kirchnerista también afectó a los mercados financieros. El dólar paralelo subió hasta cerrar el día en los 224 pesos, lo que representa un nuevo récord nominal y superando la cotización del pasado 27 de enero.

La brecha cambiaria volvió a aumentar y cerró el día en el 73,6 por ciento considerando el dólar oficial del mercado minorista, mientras que llegó hasta el 80,8 por ciento si se considera el dólar del segmento mayorista. Este nivel de desequilibrio en el mercado de cambios es el más drástico desde el pasado mes de marzo, y no solo dificulta la operatividad de la economía, sino que obstruye la meta de acumulación de reservas.

Solamente en lo que va del mes de junio el BCRA no logró acumular ni un solo dólar para sus reservas, y de hecho debió vender 338 millones de dólares para aminorar la fuerte corrida contra el peso y los bonos públicos.

Cada vez más analistas advierten por la llegada de un “super-cepo” para estrangular el volumen importador y deprimir la actividad económica, con el fin de conseguir así estabilizar por la fuerza el frente externo.

Lectores: 785

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: