Información General
Parte 2

La "despenalización" de la prostitución en Argentina: detenciones arbitrarias y criminalización del espacio público

Las calles más concurridas con en la zona de Once, dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. (Foto: NOVA)
Mujeres y trans rondan el hotel de La Rioja al 165 prostituyéndose. (Foto: NOVA)
Mujeres y trans rondan el hotel de La Rioja al 165 prostituyéndose. (Foto: NOVA)
Otra de las preferencias es encontrarse en la zona de la avenida Hipólito Yrigoyen al 3023. (Foto: NOVA)
Otra de las preferencias es encontrarse en la zona de la avenida Hipólito Yrigoyen al 3023. (Foto: NOVA)
Vale recalcar que se encargan de utilizar también el mismísimo Hotel Fantastique. (Foto: NOVA)
Vale recalcar que se encargan de utilizar también el mismísimo Hotel Fantastique. (Foto: NOVA)
Las fotos son de las calles porteñas de Catamarca, Rioja y Alsina. (Foto: NOVA)
Las fotos son de las calles porteñas de Catamarca, Rioja y Alsina. (Foto: NOVA)
Las chicas y los trans suelen estar rondando el hotel, se paran en alguna parada de colectivo para disimular. (Foto: NOVA)
Las chicas y los trans suelen estar rondando el hotel, se paran en alguna parada de colectivo para disimular. (Foto: NOVA)
Cabe subrayar que la prostitución no está penalizada, pero conlleva contravenciones. (Foto: NOVA)
Cabe subrayar que la prostitución no está penalizada, pero conlleva contravenciones. (Foto: NOVA)

La polémica continúa. Retomando el hilo abierto en el envío del domingo pasado, el trabajo sexual en la Argentina es lícito siempre que lo ejerza voluntariamente y por cuenta propia, una persona mayor de edad.

Esta persona debe trabajar en forma autónoma, porque de haber alguien que facilite o promueva la actividad, se estaría frente a la comisión de un delito. Es importante abrir un paréntesis: en este caso el delito lo comete el cafiolo. La trabajadora sexual es la víctima.

Para conocer la realidad del trabajo sexual en nuestro país, NOVA se comunicó con Georgina Orellano, secretaria general de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAr), quién definió a la situación como “crítica y preocupante”. La gremialista profundizó denunciando: “Razias, procedimientos, requisas en el espacio público”.

Otra denuncia de Orellano es que sus compañeras sufren: “Detenciones arbitrarias”. Según la entrevistada, la Policía “Amparados en los Códigos Contravencionales, vigentes en 17 provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, criminalizan el uso del espacio público para la oferta de servicios sexuales con figuras como prostitución peligrosa, prostitución escandalosa, ostensible oferta del servicio sexual, etcétera”.

Pero estos no son los únicos problemas que afectan al sector. La líder de las meretrices opinó que la eliminación por decreto del Rubro 59 hace ya una década, sirvió para: “Quitarle a muchas compañeras y compañeres (sic) la posibilidad de publicar nuestros servicios y lejos de combatir la trata de personas, lo que ha hecho es generar en mayor clandestinidad y mayor precariedad”.

Otro efecto de la medida fue el elevado costo de publicar por otros medios. Cuenta Orellano: “Una página nos cobra 15 mil pesos por mes. Otras que no pueden pagarlo, difunden sus servicios a través de los volantes distribuidos en el espacio público, pero también son perseguidas”, señaló en referencia a quienes retiran los panfletos que diariamente se distribuyen en la calle, creyendo que al hacerlo están aportando su granito de arena en la lucha contra la trata.

La postura de la izquierda

Se sobreentiende que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), sumado el complemento de aquellos espectros y movimientos afines, apoyan a los sectores que se visualizan dentro de la prostitución, en su amplia gama. “Es controversial la temática, porque se puede dar a entender muchas opciones y no llegar a dar con los extremos. Todo tiene un consenso”, expresó el diputado nacional Nicolás Del Caño, en diálogo con NOVA.

“Uno no puede meterse con el trabajo en sí, de aquellas personas que deciden tomarlo como tal. Pero no se puede negar que dentro de esa escena también está la constante cosificación de la mujer, la discriminación de los sectores LGBT y también la trata de personas”, sentenció el legislador. Y añadió: “Ponerse en una postura extremista es dejar de lado o hacer la vista gorda a otras microproblemáticas”.

Romina del Plá, diputada nacional por el FIT, señaló que en su espacio no acuerdan con quienes hablan de trabajo sexual: “La prostitución y la explotación sexual son, una relación de sometimiento y violencia”. Al mismo tiempo, la diputada lamentó que la prostitución sea una salida laboral para mujeres y personas trans que viven en la miseria, porque abre la puerta a: “Las mafias de la trata de personas y niñas/os para la explotación sexual, con la connivencia y colaboración de todos los poderes del Estado (policía, justicia, poder político)”.

Del Plá recordó que en su momento se pronunció en contra de legalización que tiempo tras impulsaron sectores ligados al kirchnerismo, porque “se reducían a convertir a estas mujeres en monotributistas, para que tributen al Estado, legalizando la barbarie que padecen”.

El ala de la derecha

Si bien se obtuvo respuestas, no han sido como tales. Porque mientras el economista liberal José Luis Espert decidió no hablar de ello, por no sentirse lo demasiado preparado en lo que es la prostitución, su homólogo libertario Javier Milei dejó frases al aire. “Cada uno es libre de disponer de su cuerpo como se le plazca, sin coartar las libertades de terceros”, recalcó taxativamente.

Respecto a esto último, podría tranquilamente entrar dentro de la comparación que hizo con su postura frente a la venta de órganos. “Es un mercado más. Mi primera propiedad es mi cuerpo. ¿Por qué no voy a poder disponer de mi cuerpo? ¿Acaso el Estado no dispone de mi cuerpo, cuando en realidad me roba más del 50 por ciento de lo que yo genero?”, había mencionado en aquel momento Milei, frente a la consulta de la prensa.

Juntos y opiniones disipadas

Este portal se encargó de ir de lleno con las posturas de “La Grieta”. En el caso de Juntos se pudieron vislumbrar diversas posturas, con excepción de Propuesta Republicana (PRO), quienes mencionaron, al igual que Espert, no estar involucrados en la temática. Tan solo consultaron si había algún proyecto en el Congreso de la Nación para preparar sus respuestas. Raro.

Ahora bien, desde la Coalición Cívica ARI (CCA), dentro del círculo de voceros que tiene Elisa “Lilita” Carrió, remarcaron estar en contra totalmente de lo que es el mercado de la prostitución. Si bien entienden que no se encuentra penalizada, hay parámetros como el “exhibicionismo” y la “venta de estupefacientes”, lo cual termina demarcando un “hecho repleto de contravenciones”.

Por el costado de la Unión Cívica Radical (UCR), el diputado Mario Raúl Negri indicó que “es un tema que se tiene que rever bien, porque está la trata de personas y la venta de drogas en el medio. Pero no se puede tampoco castigar a quienes deciden ganarse su vida por ese costado”. “Una problemática social real”, resaltó.

En diálogo con este medio, Yamil Santoro, presidente de Republicanos Unidos CABA mostró puntos en consonancia con Orellano: “Si bien es una actividad lícita a nivel nacional, la misma no cuenta con un marco regulatorio y eso permite que muchas provincias con la excusa de leyes de profilaxis terminen persiguiendo a las trabajadoras sexuales”. Concluyó afirmando que desde su espacio: “Promoveremos un marco regulatorio razonable para el ejercicio del trabajo sexual y la industria relacionada al sexo”.

Todos y el silencio como opción fija

Deberá ser por lo que son los conflictos con la Unidad Piquetera, o bien las internas reñidas, pero desde el Frente de Todos (FdT) se atendió a NOVA, aunque decidieron resguardarse en el silencio ante lo que representa la “despenalización” de la prostitución. ¿No querrán más metidas de pata o declaraciones que terminen hundiendo más la imagen negativa frente a la sociedad de pleno al 2023?

Vender el cuerpo a través de las redes sociales

Cientos de mujeres han empezado a vender sexo en redes sociales. Cientos de usuarios pagan por ello. Sin embargo, no se considera prostitución. Aunque se juegan los mismos roles, las redes sociales la han blanqueado. La última moda es venderse y ya hay quienes han empezado a sacar partido de ello.

La prostitución se ha convertido en una oferta más del abanico cultural de la Argentina y otros países del planeta. De acuerdo a las estadísticas, España es el país en el que más prostitución virtual se consume, solo por detrás de Tailandia y Puerto Rico.

La prostitución ha abandonado la clandestinidad y ha impregnado otros ámbitos en los que, hasta la irrupción de las nuevas tecnologías, era casi un tabú como la TV, en horario prime time o, en especial, las redes sociales.

Esta frivolidad, esta necesidad constante de aparentar, de vender una vida perfecta y una imagen diseñada a golpe de filtro, ha conducido a una buena parte de los jóvenes, que no tienen otro talento, a encontrar la vía de acceso a esta vida irreal a través de su cuerpo.

Cuanta más carne, más “likes”. Cuanto más sexy, más seguidores. Cuanto más explícito, mejor. El precio a pagar, da igual. Y la sociedad, lejos de criticarlo, lo acepta y lo verbaliza públicamente sin reparos.

El summum de la degradación de la sociedad ya tiene nombre. Se llama OnlyFans. Esta red de camuflada prostitución vende sexo, vende cuerpos y lo peor de todo ello, nadie parece ser plenamente consciente.

La plataforma ofrece las herramientas para ejercer la prostitución. Eso sí, sin tocarse. Aquí las relaciones sexuales, la excitación y el pago son virtuales. Pero las chicas las chicas, porque en su mayoría son mujeres, ya no se identifican tampoco como prostitutas, sino que prefieren identificarse como “modelos eróticas”, como muchas de las chicas entrevistadas por NOVA.

Pero además, OnlyFans no solo ofrece un amplio abanico de servicios entre los que se encuentran peticiones personalizadas y exclusivas para el cliente, videollamadas o el pago de propinas por un servicio satisfactorio, sino que actúa como un auténtico proxeneta, como los de carne y hueso.

La plataforma se lucra de los contenidos eróticos y pornográficos, cobrándose el 20 por ciento de los servicios. Mientras, cientos de jóvenes, mayoritariamente chicas, viven encadenadas a este estilo de vida, siempre a las órdenes del usuario de turno que, caprichoso, quiere satisfacer sus parafilias más rocambolescas.

Las exigencias, cada vez mayores, de los “seguidores” las conduce a perder el control de sus propios límites. Bajar el rendimiento no solo significa obtener menos ingresos, sino ser peor considerada, bajar del ranking de las más top y perder visibilidad.

Además, no le es tan difícil al usuario de estar red acceder al contacto o WhatsApp de la “modelo erótica” para entablar contacto físico con la “modelo erótica” de forma personal, allí la prostitución deja de ser virtual para ser real.

Lo mismo ocurre cuando muchas “modelos eróticas” ofrecen su cuerpo o “packs de contenido erótico” a través de WhatsApp, Telegram, Instagram, Facebook, Twitter y otras redes que permiten el acercamiento a la prostitución, que no es ni más ni menos que pagar por sexo.

El panorama exterior de la prostitución

Son varios los países de los que se pueden rescatar retazos de información, pero el caso pone el eje en donde este medio logró ingresar a información confidencial. Primero se encuentra el caso de mayor peso en Paraguay, en donde las prostitutas se anuncian en los diarios o sitios de internet como “Hot” y “Asunsex”, en donde también ofrecen servicios chicas que trabajan por su cuenta y cuya tarifa varia.

A la hora de hablar en materia de números, en las agencias 1 hora de servicio cuesta entre 25 y 40 dólares promedio. Particular entre 30 y 100. En ambos casos, la edad oscila desde 18 a 25 años.

Después hay lo que puede entenderse como prostitución de discoteca, chicas de más nivel que hacen su extra “si surge”. Cobran entre 50 y 100 dólares. Y después ya se puede hablar de prostitución VIP. La tarifa es de 100 a mil, y depende del interesado y la necesidad, o fama de la chica en cuestión. Generalmente tiene amigos gay que hacen el contacto o amigas que las acompañan y se encargan de mediar.

Muchas chicas por falta de oportunidades en Paraguay, viajan al exterior. Hay un mito que se las lleva engañadas y eso es totalmente falso. El 95 por ciento sabe perfectamente a que viaja. Los destinos varían según la prosperidad económica.

En los ‘90 por el “1 a 1” venían a Argentina. Después de la crisis se produjo el boom español. Con la mejora de la economía boliviana solían hacer temporada en Santa Cruz (Bolivia), entre 2012 y 2015 la zona minera del norte de Chile estuvo en auge y ahora el sueño de todas es México.

Otro claro ejemplo de lo que pudo investigar NOVA con fuentes anónimas del exterior, es el caso de Cuba. Si bien uno de los primeros programas sociales que implantó Fidel Castro fue un proyecto para prohibir la prostitución en toda la isla, en donde se cerraron los burdeles, además de hostales y centros nocturnos donde se facilitaban los encuentros, la misma perduró por otros lares.

“Aún se encuentra vertido el hecho de que las mujeres se prostituyen ‘en negro’ con quienes vienen del extranjero. Ya que son los que traen dinero y pueden pagar más”, expresaron a este medio. Y añadieron: “A veces, llegan a la locura de venderse por un jabón. Lo cual termina culminando en una fatal locura”.

Ejemplificaciones son varias y, desde este portal, hasta llegó información de la realidad venezolana, de habitantes que se cruzan la frontera hacia Colombia con la única oportunidad de venderse. Específicamente son las mujeres quienes para poder estudiar, solamente les queda el camino de comercializarse sexualmente.

La prostitución estuvo, está y seguirá estando. En algunos casos, por necesidad y en otros, por negocio. Pero no siempre son transacciones lícitas.

En las noches de Palermo, Constitución, Flores y otros puntos del país, trabajadoras sexuales se dedican a la venta de droga. Así se ha visto en reiteradas ocasiones por televisión y Georgina Orellano lo reconoce: "Compañeras que lamentablemente están de por sí, con un pie afuera del mercado sexual, buscan alternativas para poder subsistir. Ahí rápidamente lo que aparece es la venta de estupefacientes".

Al mismo tiempo rechaza la criminalización: “Nosotras no estamos de acuerdo con que la manera de resolver el problema sea a través del derecho penal porque estamos hablando de personas muy vulnerables" y reclama políticas públicas que "incluyan a las compañeras".

Las declaraciones de Orellano guardan una peculiar similitud con palabras del gobernador Axel Kicillof, quién durante la campaña electoral de 2019, dijo: “Hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo”.

Investigación:

Gustavo Zandonadi

Ulises Cuenca

Lectores: 1694

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: