Martín Vestiga
Una producción de NOVA

Martín Vestiga y la "turista en seguridad"

Martín Vestiga, un fiel colaborador de NOVA. (Dibujo: NOVA)

Sagaz como siempre. Intrépido e inquisidor. Adjetivos que sólo califican a Martín Vestiga, un asiduo colaborador de NOVA que vive trabajando y que, en sus ratos libres, investiga como pocos. Todo un adicto a su profesión.

Venía manejando el coche con destino a Pergamino, para pasar este fin de semana extra largo con un puñado de parejas amigas, todos lugareños, buena gente, viejos conocidos de estudio en la Universidad Nacional de La Plata allá lejos y hace tiempo. Marchaba sobre la Ruta 31, para empalmar con la 32 que cruza Salto y hacerme una parada para tomar algo, cargar combustible y seguir.

Al entrar al buffet de la Estación de Servicio, me topo con un viejo operador político de la zona, de fuertes nexos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) con el poder central. Nos dimos un, muy en verdad, afectuoso abrazo y tras las preguntas iniciales de rigor, me comenta:

-¿Y qué hacés por acá, por los pagos del “Cura” Alessandro? Alguna reunión política mechada al finde?

- Estoy paso a Pergamino, me quedo unos días ahí. Cero trabajo. - Le respondí lacónico.

Tras sonreír pícaro, desliza sobre el intendente del Frente de Todos:

- … anda a las piñas con Florencia Arietto, la conflictuada que pasó del Frente Renovador de Sergio Massa al…

- A Juntos por el Cambio. - Lo interrumpo, sumando: Y ya en el PRO… ¡De Patricia "Pato" Bullrich a Horacio Rodríguez Larreta! Sí, además dicen que es infumable.

- ¡La misma! Resulta que Arietto, quien es nacida acá en Salto, donde aún vive su madre, cuando viene de visita no hace más que romperle los quinotos al intendente, siempre haciendo hincapié en la inseguridad… ¡Con ínfulas de gran especialista, viste como es ella!

- ¿Política para la tribuna?

- Claro, se pelean por los medios. ¡Se tiran a matar ya! Alessandro ya le pidió que se deje de venir los fines de semana a hacer “turismo de Seguridad”.

- ¡Jaajaja!

- Aunque la posta es que la mina aprovecha a hacer ruidito acá, pero en realidad le está bancando la parada a los “poronga” de acá. - Me dijo sueltamente, saliéndosele el pueblerino.

- ¿A quién?

- A todos los poderosos dueños de estos campos, los más fértiles hoy del norte bonaerense. Arietto se queja de la inseguridad rural para hacerle un mandado a Luciano Miguens, el ex presidente de la Sociedad Rural Argentina por ejemplo. Hace lobby por la seguridad de los capitostes locales. ¿Se entiende?

Tras decirle “que clarito como el agua”, cruzamos lugares comunes a una despedida y cada uno siguió su rutina y camino.

Rato después, llegando a Pergamino mientras escuchaba la insoportablemente macrista programación de AM Continental, recordé otro dato que el amigo me comentó sobre el empresario paraguayo y tabacalero que reside en La Plata que su mujer lo dejó “solo con las medias puesta”…

¡Cómo se entiende! ¡País!

Que no se pueda cambiar

este destino infeliz.

Que no nos deja avanzar.

Lectores: 772

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: