Gremiales
De la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Marcelo Balcedo, más cerca de recuperar el control del Sindicato de Obreros y Educación por un fallo judicial

Marcelo Balcedo, exjefe del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), quedó a un paso de recuperar el control del gremio a partir de un fallo de la Corte Suprema.

Marcelo Balcedo, exjefe del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), quedó a un paso de recuperar el control del gremio a partir de un fallo de la Corte Suprema que invalidó la actuación del juez federal Ernesto Kreplak en la vida interna de la organización y dejó ese capítulo judicial a cargo de los tribunales laborales. Para el dirigente, que reside en Uruguay bajo libertad vigilada como parte de un expediente todavía en trámite en ese país por lavado de activos, con la resolución del máximo tribunal es inminente la restitución del gremio a la conducción liderada por el propio Balcedo.

Según los cortesanos, con excepción del vicepresidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz, que votó en disidencia, Kreplak -responsable del primer pedido de detención contra el gremialista que se efectivizó en Uruguay- se excedió en sus atribuciones al disponer la intervención del Soeme con el alegado propósito de “hacer cesar maniobras delictivas o sus efectos y evitar que se consolidara su provecho o se entorpeciera la investigación de los delitos presuntamente cometidos”. Esa argumentación, según la Corte, “en modo alguno pudo dar sustento a una actuación de ese magistrado que fuera más allá de tales cometidos avanzando sobre la normalización del sindicato intervenido”.

“Claramente asistió la razón a la jueza laboral (Analía Viganó) al señalar que es la autoridad administrativa del trabajo -a quien compete en exclusiva el control de las asociaciones sindicales- la que está legalmente facultada para adoptar medidas tendientes a la normalización de un sindicato a través de la convocatoria a elecciones”, añaden los magistrados. Se refieren en ese punto al proceso electoral que organizó Kreplak en agosto de 2019, un año y medio después de la detención de Balcedo en una chacra en Punta del Este y de la intervención de la organización sindical.

En su sentencia, la Corte establece que “el magistrado federal debe circunscribir su actuación jurisdiccional al objeto de la pesquisa penal, de tal forma de evitar que sus decisiones se proyecten sobre aspectos inherentes a la definitiva normalización del sindicato involucrado”. Balcedo celebró la resolución y prometió avanzar en denuncias “para poner al descubierto las maniobras” de Kreplak. Dijo, además, haber sido víctima de “la Gestapo antisindical” de Mauricio Macri a partir del encarcelamiento que dispuso en su contra el juez federal en enero de 2018.

La detención de Balcedo en su chacra uruguaya se produjo en un operativo rodeado de espectacularidad por el secuestro de automóviles de lujo. El dirigente, que también es propietario del diario Hoy de La Plata, aseguró haber amasado su fortuna mediante su labor profesional y como empresario periodístico pero no a costa de los afiliados del Soeme. La intervención del gremio guardó similitudes con otras promovidas durante la gestión de Mauricio Macri como las del SOMU (marítimos), UPSRA (personal de seguridad) o Canillitas: en todos los casos la orden provino de un juez federal, a espaldas de dictámenes en contrario de la Justicia laboral (con competencia natural sobre la vida interna de los sindicatos) y a caballo de causas por enriquecimiento, aprietes o lavado de activos gremiales que terminaban por languidecer o pasar al archivo.

Lectores: 668

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: