NOVA Moda
Algunos rompieron el protocolo

Cuáles fueron los cinco looks de la realeza más criticados

La princesa Eugenia a la izquierda y Beatriz a la derecha.

Todas las monarquías tienen reglas que deben cumplirse, principalmente, porque sus integrantes son representantes del país. Sin embargo, en varias ocasiones, se han saltado el protocolo.

Meghan Markle, Kate Middleton y otras royals tienen protocolos para absolutamente todo, y uno de los más rigurosos tiene que ver con el código de vestimenta. Si bien los tiempos cambiaron y comenzaron a ser más flexibles, hay detalles que aún están prohibidos dentro de la realeza, como los escotes, los pantalones ajustados y las minifaldas.

La Corona británica es una de las más populares del mundo y sus seguidores están en el detalle de todo lo que visten, principalmente las mujeres. Muchos atuendos son elogiados, pero otros duramente criticados y una de las integrantes que más se ha equivocado, posiblemente por su inexperiencia, es Meghan Markle.

Prohibidos los hombros descubiertos

Ninguna realeza ve bien que se muestre demasiada piel y mucho menos utilizar un escote pronunciado, ya que considera que no es elegante. Además, el protocolo indica que los hombros deben estar cubiertos, una regla que rompió Meghan Markle para su primer desfile de Trooping the Color en el que lució un vestido rosa pálido con escote barco de Carolina Herrera.

Un sombrero extravagante

Para los eventos importantes, los royals acostumbran a usar los famosos fascinators que son pequeños sombreros muy originales. La princesa Beatriz fue duramente criticada por el diseño "ridículo" y "extravagante" que utilizó para el casamiento de su primo, el príncipe William, y Kate Middleton, pero esta pieza generó tantos memes que lo terminó subastando en eBay.

Sin transparencias

Cualquier atuendo debe estar libre de transparencias, una regla que rompió Meghan Markle en la alfombra roja de la premier de "El Rey León". El vestido negro fue diseñado por Jason Wu y tenía un corte en la cintura, una falda amplia y una tela delgada de seda que cubría su pecha y brazos.

Prohibidos los escotes

La realeza británica no es la única que ha fallado en los looks y así lo demostró Mette-Marit de Noruega, la princesa heredera por ser esposa del príncipe Haakon Magnus: la royal eligió un vestido celeste y escotado para el casamiento del príncipe Frederik de Dinamarca y María en 2004.

El calzado también es importante

Además de las prendas, los zapatos también deben seguir su protocolo y la apuesta es siempre a stilettos, es poco común que las royals usen sandalias. En la reapertura del Museo Nacional de Estocolmo, la reina Silvia de Suecia eligió unas botinetas animal print que no se ajustan al estilo de la monarquía.

Lectores: 168

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: