Entre periodistas
Vistos por última vez el domingo 5 de junio

Desaparecidos un indigenista brasileño y un periodista británico en la Amazonia

Bruno Pereira, que estaba amenazado, y el reportero Dom Phillips fueron vistos por última vez este domingo en el valle de Yavarí, en la frontera con Colombia y Perú.

Bruno Pereira, que estaba amenazado, y el reportero Dom Phillips fueron vistos por última vez este domingo en el valle de Yavarí, en la frontera con Colombia y Perú.

Dos veteranos profesionales, un indigenista brasileño especializado en tribus no contactadas y un periodista británico, están desaparecidos desde el domingo al amanecer. Fueron vistos por última vez a bordo de una lancha en el valle de Yavarí, una de las áreas más remotas de la Amazonia. Bruno Pereira, de 57 años, es un gran conocedor del territorio, donde durante muchos años ha trabajado para la Fundación Nacional del Indio (Funai), el organismo oficial encargado de proteger a los pueblos nativos. Había recibido múltiples amenazas, recientes y a lo largo de su carrera. Con él viajaba Dom Phillips, un asiduo colaborador de The Guardian que lleva 15 años reporteando y viviendo en Brasil. La asociación Univaja, que aglutina a todos los pueblos indígenas del valle de Yavarí, ha alertado este lunes en una nota de que no tiene noticias de ellos desde hace más de 24 horas. La Policía Federal está al tanto y la Marina se dirige a la zona para emprender las tareas de búsqueda.

Pereira fue uno de los profesionales entrevistados por esta corresponsal para elaborar el reportaje Amenazados: las últimas tribus aisladas de Brasil, publicado el mes pasado, una crónica sobre quienes protegen y quienes amenazan a las tribus nativas que resisten cualquier contacto con extraños.

La Tierra Indígena del valle de Yavarí queda al oeste de la Amazonia, en la frontera con Colombia y Perú. Es una de las zonas mejor preservadas de la mayor selva tropical del mundo y sufre constantes incursiones de cazadores y pescadores furtivos, de madereros y de narcotraficantes, que amenazan la subsistencia de las tribus no contactadas y del resto de los indígenas que viven en este territorio del tamaño de Panamá.

La asociación Univaja (la União dos Povos Indigenas do Vale do Javari) y el Observatorio de los Pueblos Aislados (OPI) han explicado en un detallado comunicado conjunto que Pereira y Phillips habían emprendido una travesía en lancha para adentrarse en el valle de Yavarí hasta un puesto de vigilancia en el lago Jaburu, gestionado por indígenas de Univaja, para que el periodista entrevistara a algunos de los nativos que participan de las tareas para impedir la entrada de cazadores y pescadores furtivos. Phillips está escribiendo un libro sobre medioambiente con ayuda de la Fundación Alicia Patterson , según ha informado este lunes The Guardian.

Pereira y Phillips zarparon a las seis de la mañana del domingo de la aldea São Rafael rumbo a la ciudad de Atalaia do Norte en un trayecto que debía durar un par de horas, pero no llegaron a su destino. Dos equipos de Univaja, formados por indígenas que unen la tecnología a sus conocimientos ancestrales, salieron en su busca en las horas siguientes, pero no lograron localizarlos ni encontrar ningún rastro.

Los equipos de Univaja habían recibido amenazas solo unos días antes. No eran las primeras, según ha recordado la asociación.

El periodista Phillips, que vive en Salvador de Bahía, es un freelance que cubre Brasil desde hace tres lustros para medios como The Guardian, The Washington Post y The New York Times, entre otros.

En el momento de su desaparición, el reportero y el indigenista regresaban de visitar el puesto de vigilancia y se dirigían a la ciudad de Atalaia do Norte. Iban a bordo de un barco nuevo con suficiente combustible, según las asociaciones. En la ruta, hicieron una escala en la comunidad de São Rafael para que Pereira se encontrara con un líder local, pero este no estaba y conversaron con su esposa. Zarparon entonces hacia Atalaia, según quedó registrado por satélite. Testigos han asegurado que los vieron después a su paso por otra población llamada São Gabriel. Es allí adonde se dirige el equipo de la Marina brasileña.

Pereira se había tomado un permiso no retribuido de su puesto de funcionario en la Funai. Está entre los profesionales que mejor conocen el valle, ha participado en múltiples expediciones y trabaja con extrema cautela. En 2019 coordinó la mayor expedición en busca de indígenas aislados en 20 años, que suponía hacer una excepción (para evitar males mayores) en la política de no contacto que Brasil mantiene desde hace más de tres décadas.

Las dos asociaciones de corresponsales extranjeros en Brasil, ACIE y ACE, han expresado en un comunicado su “extrema preocupación por la desaparición” de Phillips y Pereira. Reclaman a las autoridades que inmediatamente se movilicen para localizarlos y que actúen para “garantizar la seguridad de los profesionales, brasileños y extranjeros, que trabajan en aquella región y que han sufrido diversas amenazas”. El Comité Internacional para la Protección de los Periodistas ha recalcado que “los periodistas que cubren la información sobre cuestiones indígenas está haciendo un trabajo esencial y deben poder desempeñarlo sin temer por su seguridad”.

Lectores: 505

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: