Política
Disputa

Los principales actores políticos del Chaco se preparan para un 2023 conflictivo

Panorama incierto. Mientras Gustavo Martínez y el "Zorro" Leandro Zdero preparan una dura batalla, Capitanich siguen avanzando para cumplir su ansiada odisea nacional. (Dibujo: NOVA)

De a poco las piezas del tablero político chaqueño se van acomodando cada uno en su lugar. Si bien existe un incierto panorama en cuanto a las fechas electorales para el 2023, los principales dirigentes chaqueños ya comenzaron a mover sus fichas y a adelantar parte de sus movimientos.

En el oficialismo chaqueño, la paz y armonía partidaria sigue a paso firme. Con un Jorge Capitanich prácticamente lanzado para una precandidatura nacional, el resto del peronismo comienza a delinear sus próximos movimientos y trata de no dar pasos en falso. El mandatario chaqueño estaría dispuesto a jugar todo lo que tiene para cumplir con su sueño nacional, aunque el cuadro de situación en Buenos Aires no es alentador para el montenegrino.

A la hora de poner como opción, la dirigencia nacional del Justicialismo pone sobre la mesa la mala imagen negativa que "Coki" tiene en los principales distritos electorales del país, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Córdoba y gran parte de Santa Fe. Todavía sique impresa en la retina de miles de argentinos aquella imagen de un soberbio Capitanich rompiendo una página del diario Clarín en cadena nacional.

Con el gobernador con la cabeza puesta en Buenos Aires, el que comenzó también sus fichas fue Gustavo Martínez, que, si bien era número puesto para ir nuevamente en busca de un triunfo en Resistencia, ahora anunció que en caso de que Capitanich se vaya de precandidato nacional, él asumiría la posta para intentar mantener la gobernación en manos del peronismo. Con una imagen positiva muy baja, pero sin rivales que puedan hacerle frente en unas Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) con el alejamiento del gobernador, Gustavito podría soñar con esa mínima posibilidad de ganar el premio mayor en el Chaco.

Lógicamente que, para avanzar con esto, debería definir quien se haría cargo de ir por un nuevo triunfo en Resistencia. Si bien no está nada definido, quien podría ir en busca de la sucesión del líder del CER sería su propia esposa, la presidenta de la Cámara de Diputados del Chaco, Ely Cuesta, que ya comenzó a caminar la provincia y a pegarse al intendente capitalino en todas las actividades posibles.

¿Y en el radicalismo qué pasa?

Con una interna a flor de piel, no cayó para nada bien el lanzamiento de la precandidatura a gobernador del "Zorro" Leandro Zdero. Desde distintos sectores de la Unión Cívica Radical consideran que el diputado provincial es la mejor opción para poder recuperar Resistencia y aseguran que es un grave error lanzarse en una disputa provincial para la cual no le da la altura.

Otro de los aspectos a tener en cuenta y que preocupa filas adentro del partido centenario, es la disputa interna en las PASO y el poderío que tiene Convergencia Social a la hora de definir candidaturas. Desde el lado de Carim Peche y Carlos Polini siguen incendiados con el zorro capitalino porque consideran que se cortó solo y se bajó de un proyecto amplio que el radicalismo quería impulsar para convertirse en verdadera opción en el 2023.

Por otro lado, resta saber si el dinosaurio de Aída Ayala decide volver al ruedo y comenzar a mover sus fichas para ir en busca de un triunfo en Resistencia, en caso de que pase esto, es incierto qué podría pasar. Los carpetas de la tía y la dura resistencia interna dentro del radicalismo se constituirían en un cóctel explosivo para la ex intendente capitalina que viene de años muy malos.

Lectores: 425

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: