Economía y Empresas
De camino a la reelección

Coimeando a los planeros: Alberto Fernández le come el bolsillo al sector privado para un IFE 4

Se le transferirá 18 mil pesos a las 7,5 millones de personas que quedaron aprobadas para el plan. (Dibujo: NOVA)

Unos 7,5 millones de trabajadores informales recibirán desde la semana próxima el llamado “Refuerzo de Ingresos de la ANSES“, apodado IFE 4 por periodistas que recuerdan los tres insólitos programas de ingresos familiares de emergencia, que el gobierno de Alberto Fernández debió dar luego de destruir la economía del país con cuarentenas.

En esta oportunidad, el Gobierno evitó ponerle el título de IFE, pero es un IFE en todo menos en nombres. Se le transferirá 18 mil pesos (a pagarse en dos cuotas de 9 mil) a las 7,5 millones de personas que quedaron aprobadas para el plan. Además, se entregará un bono de 12 mil pesos (una sola cuota) a 6,1 millones de jubilados.

La medida contempla un gasto de unos 206 mil millones de pesos, según comunicó el ministerio de Economía. La noticia preocupa a los mercados, que lejos de ver un ajuste del gasto público y un cese de emisión monetaria, están percibiendo todo lo contrario.

Estas medidas además se suman a las políticas implementadas anteriormente de aumento del 50 por ciento de la Tarjeta Alimentar, incremento de las asignaciones, adelanto de paritarias y bono de 6 mil pesos para jubilados en el mes de abril.

Contabilizando los 7,5 millones de trabajadores informales que recibirán a partir del 19 de mayo este refuerzo, junto con los 6,1 millones de beneficiarios/as previsionales que ya están recibiendo el bono de hasta 12 mil pesos junto con sus haberes, son 13,6 millones de personas que verán complementados sus ingresos a partir de esta medida populista.

Es preocupante que el Gobierno adopte esta política de expansión del gasto público tan solo unos días después de que el INDEC informara que la inflación interanual llegó al 58 por ciento, y fuera la cifra más elevada desde enero de 1992.

Bajo la administración de Alberto Fernández, la inflación anual superó el pico de 57,2 por ciento registrado en mayo de 2019 durante el gobierno de Mauricio Macri. En lo que va de la gestión kirchnerista, la inflación trepó del 52,1 por ciento en noviembre de 2019 al 58 por ciento actual.

El FMI proyectaba un máximo de 48 puntos interanual de inflación para diciembre de 2022, algo que el propio ministro Martín Guzmán ya ha admitido que no podrá alcanzar y que la inflación podría cerrar el año por encima del 60 por ciento.

La llamada “inflación núcleo”, que no tiene en cuenta la variación de precios volátiles como la energía y los alimentos, llegó al 6,7 por ciento en abril. En comparación con el mismo mes del año pasado, ese mismo incremento llegó al 60,5 por ciento, valor que suele indicar hacia dónde va la inflación de los próximos meses.

Lectores: 570

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: