Estética y Belleza
Innovación mundial

Belleza bebible: la nutricosmética líquida para cuidar la piel y el pelo es furor

Hay una nueva manera de rejuvenecer desde el interior que está arrasando en los últimos meses: la nutricosmética bebible.

La buena salud de la piel y el pelo depende en gran medida de la cantidad de colágeno y ácido hialurónico que el organismo es capaz de fabricar. A los 20 años, la síntesis de estos 2 elementos fundamentales para la juventud cutánea y capilar está a pleno rendimiento.

Pero, con el paso del tiempo, este proceso natural se va ralentizando gradualmente, lo que provoca que los signos de envejecimiento se hagan cada vez más visibles: las líneas de expresión se convierten en arrugas profundas, la barrera de protección se debilita, el cutis pierde elasticidad, uniformidad, tono y firmeza y el cabello se vuelve más fino, frágil y poroso y, en el peor de los casos, acaba por caerse.

Con la rutina de cuidados clásica y una dieta sana y equilibrada conseguimos reponer parte del colágeno y el ácido hialurónico perdidos. Sin embargo, a partir de los 40, la disminución en su producción es de tal calibre que los tratamientos habituales son insuficientes y necesitamos un poco de ayuda extra para mantener las reservas a tope.

Pero hay una nueva manera de rejuvenecer desde el interior que está arrasando en los últimos meses: la nutricosmética bebible. Y es que cada vez son más los que apuestan por el formato líquido y complementan el ritual diario con un “chupito de belleza”. Estos cócteles antienvejecimiento estás formulados con altas concentraciones de activos y combinan todos los ingredientes que el pelo, la piel y las uñas demandan: colágeno, ácido hialurónico, extractos vegetales, antioxidantes, vitaminas, coenzima Q10 y minerales y oligoelementos esenciales, como el selenio, el zinc o el cobre.

Una de las grandes ventajas de estos complementos alimenticios frente a los tradicionales sólidos es que su biodisponibilidad es cuatro veces mayor, por lo que el cuerpo los asimila mejor y de forma más rápida y eficaz. Eso sí, debes saber que la cosmética que se bebe es una inversión a medio-largo plazo y que, aunque desde las primeras tomas empezarás a notar una mejoría, se necesitan entre 10 y 12 semanas para ver los resultados definitivos. Es decir, la constancia es clave para llegar a buen puerto, sobre todo si tenemos en cuenta que el 40 por ciento de las personas no termina el tratamiento completo.

Lectores: 965

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: