El columnista invitado
Análisis de un especialista

"Derecho al olvido", es una decisión

Gabriel Salgado, abogado.
Análisis de un especialista en derecho de imagen.
Análisis de un especialista en derecho de imagen.

Por Gabriel Salgado, abogado

Cuando hablamos del “Derecho al Olvido” tendremos presente que el fallo que mencionaremos encuentra su primer precedente en Argentina, ya que este derecho comenzó a tener sus primeros pasos en la Justicia de la Unión Europa.

En el mismo sentido, la Corte Suprema de Justicia de la Nación se encuentra en Audiencia pública por el “Derecho al Olvido”. Lo cual toma gran relevancia en nuestro país, a raíz de la demanda llevada adelante por la conductora y productora argentina, Natalia Denegri, a través de la cual se busca desindexar el acceso al contenido de medios digitales que la vinculan con el caso Coppola, caso mediático que supo tener trascendencia en los años 90.

Así, tanto en primera como en segunda instancia, se entendió que el contenido que proporcionaba el famoso buscador no guardaba relación con el derecho a informar.

En el decisorio, los camaristas Claudio Marcelo Kiper, José Benito Fajre y Liliana E. Abreut de Begher son quienes ratificaron el fallo de primera instancia en la causa: “Denegri, Natalia Ruth C/ Google Inc S/ Derechos Personalisimos: Acciones Relacionadas”.

Así mismo, la Sala H de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo civil confirmó la sentencia recurrida por la demandante que había admitido parcialmente la pretensión de la parte recurrente, y ordenó al buscador “Google” y a “Youtube” que suprimiera palabras que obran en la sentencia que la vinculaban con el caso Coppola y que no guarda un carácter informativo.

Esto ya que la accionante manifestó que sus derechos personalísimos -como son el derecho al honor y a la privacidad- revisten mayor relevancia que el derecho a la información.

La sentencia de segunda instancia decidió hacer lugar a la demanda parcialmente y des-indexar los enlaces que vinculaban a la conductora con aquellos programas mediáticos.

El criterio que tomó al respecto, es que no puede quedar al arbitrio del buscador lo que debe olvidarse y lo que no, cuál información sobre nuestra persona es relevante y cual no.

La información personal no puede quedar bajo la tutela de un algoritmo. El buscador no puede estar sobre los derechos personalísimos de una persona, entre los cuales se encuentran la imagen, la voz, el honor y la intimidad.

Pues si bien puede plantearse que nuestro derecho al olvido puede entrar en conflicto con otros derechos como el acceso a la información o la libertad de expresión, es nuestro derecho decidir qué información sobre nosotros queremos que sea olvidada.

Lectores: 425

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: