NOVA Tecnología
Personalidad a cada rincón

¿Qué son y para qué sirven los rieles para cortinas?

En el mercado no existe un solo tipo de riel. Cada uno de los rieles tiene sus propias características y funcionalidades.

Junto con la decoración y el color de las paredes, techos y pisos, las cortinas son uno de los elementos que decoran los ambientes de una casa, otorgándole una determinada estética o personalidad a cada rincón.

Así como hay diversos tipos de colores, texturas, tejidos y estilos de cortinas, en el mercado también es posible encontrar diferentes clases de rieles para colgarlas y disfrutarlas en los espacios residenciales y comerciales.

Los rieles para cortinas son elementos que sirven para colgar cortinas de los techos o de las paredes de un ambiente. A diferencia de las barras, incluyen unos cursores pequeños y móviles en los cuales se engancha la cortina.

Una vez enganchada, estos cursores permiten dirigir el grado de apertura y de cierre de los cortinados gracias a un mecanismo de desplazamiento lateral.

Si bien existen de diversos materiales, como PVC, los rieles de aluminio anodizado son los mejores para soportar cortinas con telas pesadas o que se abren y se cierran de manera permanente.

Tipos de rieles para cortinas

En el mercado no existe un solo tipo de riel. Cada uno de los rieles tiene sus propias características y funcionalidades.

Riel manual

Tal como lo indica su nombre, este tipo de riel implica no trabaja de manera autónoma, sino que requiere de la acción humana para movilizar las cortinas.

De fácil instalación, admite múltiples canales y confecciones de cortinas lisas, fruncidas y con tablas.

Riel motorizado

Especialmente diseñados para cortinados pesados y telones, los rieles motorizados como los que comercializa Leloy, poseen un motor que los acciona y permite movilizar las cortinas sin intervención humana.

Los rieles motorizados se accionan a través de un control remoto, tecla o domótica. Algunos incluso cuentan con una función que acciona el motor con un simple tirón de la tela.

Pueden instalarse en techos o paredes y, si bien son fáciles de colocar, requieren intervención en la red eléctrica de los recintos.

Riel a cordón

Los rieles a cordón son uno de los mecanismos más clásicos dentro del rubro de las cortinas. Es la elección ideal cuando se poseen cortinados con apertura central, aunque también es habitual encontrarlos en piezas que se recogen de un único lado.

Puede utilizarse con cortinas de tablas, fruncidas o lisas.

Riel de onda perfecta

Por último, existen los rieles de onda perfecta que, tal como lo indica su nombre, son los indicados para este tipo de cortinados, que aportan elegancia, refinamiento y distinción a los ambientes.

Estos rieles cuentan con cursores unidos entre sí por un cordón interno que regula el deslizamiento por la pletina asegurando que se mantenga la distancia adecuada entre cada cursor cuando las cortinas se encuentran cerradas.

Además de ofrecer un sistema de instalación es sencillo, los rieles de onda perfecta brindan un acabado altamente decorativo y estético.

Como podés ver, no todos los cortinados pueden ser instalados en cualquier tipo de riel. Por lo tanto, antes de comprarlos es recomendable analizar qué tipo de cortinas se quieren colgar de ellos, a fin de hacer una elección precisa y ahorrar tiempo y dinero.

Lectores: 859

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: