Información General
¿No existe el "milagro económico argentino"?

Joseph Stiglitz se traga sus palabras: "Tal vez fue una frase demasiado fuerte"

El ganador del Nobel justificó su columna, en la que destaca la "recuperación" del país durante la pandemia. (Dibujo: NOVA)

El economista y mentor del ministro de Economía, Martín Guzmán, Joseph Stiglitz, que hace 12 días había defendido la gestión de Alberto Fernández al asegurar que "parece haber logrado un milagro económico", dijo ahora que "tal vez fue demasiado fuerte" hablar de "milagro".

En una comunicación telefónica con la Agencia Bloomberg, Stiglitz recordó que hace tres décadas él había utilizado el mismo término al hablar del "Milagro de Asia Oriental", en el que se refería al crecimiento económico en auge en esa región, y que también recibió críticas.

"Tal vez eso fue demasiado fuerte", respondió Stiglitz a la agencia internacional, y agregó: "Si usás esa palabra, estás invitando a una crítica". Además, respondió a otras de las críticas que recibió, al asegurar que no abordó el tema de la inflación porque estaba limitado en el espacio y quería enfocarse en la economía real.

En la charla con Bloomberg, Stiglitz también aseguró que le preocupaba la credibilidad del Tesoro de Estados Unidos como parte de las conversaciones de la Argentina con el FMI, y dijo que esperaba que la administración de Joe Biden hiciera más para apoyar a la Argentina.

Además, dijo que no consideraba necesario mencionar su amistad con Martín Guzmán, a quien asesoró durante años en Columbia. "No es un secreto, no voy a revelar todas las amistades que tengo. Ocuparía todo el artículo", justificó.

Por último, cruzó al extitular del Banco Central, Federico Sturzenegger, y recordó los errores de política en el ente financiero en el Gobierno de Mauricio Macri.

Qué decía el artículo de la polémica

"Aunque el Covid-19 ha sido difícil para todos, no ha sido una enfermedad que ofrezca 'igualdad de oportunidades'. El virus presenta una mayor amenaza para quienes ya tenían una salud deteriorada, y muchos de ellos se concentran en países pobres con sistemas débiles de salud pública. Aún más, no todos los países pueden gastar un cuarto de su PBI para proteger sus economías, como lo hizo Estados Unidos. Las economías en desarrollo y emergentes han debido enfrentar duras restricciones financieras y fiscales. Además, debido al nacionalismo de las vacunas (acumuladas en los países ricos), el resto de las economías tuvo que mendigar para conseguir alguna vacuna", escribió el profesor estadounidense en Project Syndicate.

En defensa de la performance del Frente de Todos en el Gobierno, afirmó: "Dado el lío que heredó el gobierno del presidente argentino Alberto Fernández a fines de 2019, parece haber logrado un milagro económico. Desde el tercer trimestre de 2020 hasta el tercer trimestre de 2021, el crecimiento del PBI alcanzó el 11,9 por ciento, y ahora se estima que haya sido del 10 para 2021, casi el doble de lo pronosticado para Estados Unidos, mientras que el empleo y la inversión se han recuperado a niveles superiores a los de cuando Fernández asumió el cargo".

Respecto a las críticas que recibieron tanto el Presidente como su equipo, Stiglitz señaló: "Cuando los países tienen dolores agudos, se tiende a culpar a los funcionarios más de lo que se merecen. A menudo, el resultado es una política más fraccionada, lo que dificulta aún más solucionar los problemas reales. Pero incluso en un contexto adverso, algunos países pudieron recuperarse con fuerza".

Por otro lado, el académico había señalado al expresidente Macri como responsable de la situación del país. "Tengamos en cuenta que Argentina ya estaba en recesión cuando la golpeó la pandemia, debido en gran medida a la mala administración económica del anterior presidente Mauricio Macri", cuestionó.

Stiglitz también analizó los resultados de los dos años de la gestión. "Las finanzas públicas del país también han mejorado, implementando incluso una política de recuperación contracíclica, dada por el fuerte crecimiento económico, tasas impositivas más elevadas y progresivas sobre la riqueza y la renta de las empresas, y la reestructuración de la deuda de 2020", explicó.

También destacó el "crecimiento significativo de las exportaciones" tras "la implementación de políticas de desarrollo diseñadas para fomentar el crecimiento en el sector transable". Y siguió: "A pesar de este importante avance en la economía real, los medios financieros han optado por centrarse totalmente en temas como el riesgo país y la brecha cambiaria".

Para cerrar, Stiglitz planteó: "En los últimos años, el FMI ha ganado un nuevo respeto por sus respuestas efectivas a las crisis globales, desde la pandemia y el cambio climático hasta la desigualdad y la deuda. Si se invirtiera el rumbo con anticuados requisitos de austeridad a la Argentina, las consecuencias para el propio Fondo serían graves, entre las que se incluye la menor disposición de otros países a comprometerse con él. Eso, a su vez, podría amenazar la estabilidad política y financiera mundial. Al final, todos perderían".

Lectores: 1071

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: