Gastronomía
Manjares de la vida

Sopa fría de aguacate y pepino, la cena liviana del verano

La sopa fría de aguacate y pepino es un plato nutritivo y liviano que lo hace sentir bien.

Muchas familias comienzan a preocuparse por el verano y el comer liviano por los calores en los distintos puntos del mundo, es por ello que empezaron a innovar con nuevos platos, algún tipo de comida rica y que no caiga pesada al cuerpo.

La sopa fría de aguacate y pepino es un plato nutritivo y liviano que lo hace sentir bien. El plato lleva dos tazas de agua, un kilogramo de pepino, dos aguacates, tres cucharadas de jugo de limón.

A ello, hay que agregarle una cucharada de aceite, sal, pimienta, menta fresca picada y cilantro fresco picado.

Una vez obtenido estos productos, hay que:

1. Pelar los pepinos, cortarlos al medio y retirarles las semillas.

2. Colocarlo en trozos en el vaso de la licuadora junto con la pulpa de los aguacates, el agua, el aceite y el jugo de limón.

3. Mixar o licuar hasta obtener una textura de sopa. Llevar al frío.

4. Al servir, salpimentar a gusto y espolvorear con menta y cilantro picado.

Lectores: 924

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: