NOVA Show
Tiene 19 años y es de San Miguel

Antonella Miño: "Cuando me propongo algo, pongo todo mi esfuerzo en lograrlo"

Antonella Miño tiene 19 años y es modelo profesional desde hace 7. Le gusta todo lo relacionado con el arte.
Elegante y sensual. Antonella considera que no es necesario que a una modelo la terminen eligiendo solamente para mostrarla en ropa interior, sino que debe ser por lo que expresa y llega ante la lente de la cámara.
Elegante y sensual. Antonella considera que no es necesario que a una modelo la terminen eligiendo solamente para mostrarla en ropa interior, sino que debe ser por lo que expresa y llega ante la lente de la cámara.
Un cuerpo natural. Antonella dice que no entrena ni hace dietas específicas. Harta de los estereotipos, se cansó de escuchar comentarios sobre el cuerpo de los demás y pide desterrar esas constumbres.
Un cuerpo natural. Antonella dice que no entrena ni hace dietas específicas. Harta de los estereotipos, se cansó de escuchar comentarios sobre el cuerpo de los demás y pide desterrar esas constumbres.
Antonella estudió en el Instituto de Roberto Piazza y sueña con llegar a posar para grandes marcas y desfilar en las mejores pasarelas del mundo.
Antonella estudió en el Instituto de Roberto Piazza y sueña con llegar a posar para grandes marcas y desfilar en las mejores pasarelas del mundo.

Antonella Nahir Miño tiene 19 años y es de San Miguel, Provincia de Buenos Aires donde reside actualmente. Modela desde hace 7 años, está estudiando y aprendiendo a tocar la guitarra. Y el año que viene comienza a cursar la Licenciatura en Restauración y Conservación del Patrimonio Cultural. En esta nota con NOVA, te invitamos a conocerla más en profundidad.

“Me considero una persona eficiente, cuando me propongo algo pongo todo mi esfuerzo en lograrlo”, comienza diciendo Anto. “El año que viene comienzo a cursar la carrera de Licenciatura en Restauración y Conservación del Patrimonio Cultural en la Universidad Nacional de San Martín (Unsam)”, agrega.

Apasionada, la joven cuenta que “el arte me encanta, me gusta dibujar y la pintura, y visitar museos son mis paseos preferidos. Así que decidí esa carrera porque se basa en tener conocimientos técnicos y teóricos para planificar, evaluar críticamente y ejercer la conservación-restauración de objetos patrimoniales y brindar asesoramiento en museos, archivos, bibliotecas y otras instituciones culturales, públicas y privadas”, explica un poco sobre la elección de su futura carrera.

Dedicarme a mí…

“Este año luego de terminar de cursar el secundario, decidí tener tiempo para mí y hacer lo que me gusta. Me gusta cantar y estoy aprendiendo a tocar la guitarra. Hago modelaje hace 7 años. Comencé estudiando en el instituto de Roberto Piazza y luego empecé a participar de sesiones de fotos, desfiles por mi propia cuenta”, detalla.

“Desde que soy muy chiquita, a partir de los 5 años solía probarme los zapatos y los vestidos de mi mamá y mi abuela. Empecé a ver desfiles y concursos de moda y belleza en la tele. Con la esperanza de que en algún momento iba a lograr cumplir mi sueño de ser modelo”, agrega.

Anto cuenta de la importancia que tiene su familia en su incursión en el mundo de la moda. “Deseaba tanto ser parte del mundo de la moda, que mis papás sin avisarme decidieron anotarme al instituto de Roberto Piazza cuando tenía12 años y es así como nació la ilusión de ser una modelo profesional. Desde entonces todo en mi vida cambió, mis sábados eran mis días favoritos porque eran los que cursaba en el instituto y eran esas 2 horas en las que me sentía yo, me gustaba aprender y ver que mejoraba cada vez más, me daba más entusiasmo. Lo que más me gusta son los desfiles, esos nervios, la ansiedad de que llegue el día del evento y la felicidad. Saber que tenés los reflectores, las cámaras y la atención de las personas viendo como lucís el vestuario, donde en la pasarela la protagonista soy yo y es mi momento de brillar”.

Fanática del rosado y de los zapatos…

“En lo personal mi color favorito es el rosa y me encanta cuando tengo que usar una prenda de ese color. Desde que empecé a modelar tengo una obsesión con los zapatos de los cuales ya tengo 13 pares. Quisiera tener una habitación llena de zapatos, carteras, etcétera, como Wanda Nara, es súper icónica, una ídola”.

Los estereotipos en el mundo de la moda…

“Si hay algo que me llegó a molestar es que en varios castings que vi, pedían cierto tipo de chicas, es decir que los estereotipos siguen. Me parece innecesario que a una modelo se la estime en fotos o en presentaciones en ropa interior, cuando se la puede valorar en otro vestir, ya que también importa el carisma, personalidad, potencial, experiencia y no solo por su cuerpo”, reflexiona. “También, hay muchos que se creen productores, te hacen creer que son profesionales, pero luego estafan o el evento a realizar es poco profesional. Hay que tener mucho cuidado con quienes nos relacionamos, porque muchos te la pintan de rosa”.

Un cuerpo natural

Ante la consulta de si entrena o tiene alguna rutina de alimentación para mantenerse en forma, Anto fue sincera: “No entreno, ni hago dietas, soy así naturalmente”. Y agrega: “Cuando empecé a hacer modelaje me llenaron de comentarios como "las modelos no comen", " tenés que ser más flaca", etc. Esa clase de comentarios puede hacer sentir mal a cualquier chica. Así que opino que pertenecer al mundo de la moda, ser modelo no tendría que depender de nuestro tipo de cuerpo”.

Mirando hacia adelante

“Siempre tratando de ser optimista, mis objetivos serían llegar a ser reconocida, participar de eventos importantes o incluso en la tele y trabajar con marcas o personas famosas. Las famosas que admiro son Pampita, Catherine Fulop, entre otras, que considero que la rompen con su trabajo. Son unas muy buenas referentes como modelos”, dice.

“Los diseñadores que me encantan son Benito Fernández y Santiago Navarro (Artemis). Mi sueño sería participar en un desfile de ellos”.

Por último, la joven modelo agradeció a sus padres por el apoyo incondicional. “Doy gracias a mis papás que siempre están apoyándome y que hacen lo posible para que cumpla mis sueños. Pero especialmente a mi papá que desde el primer día nunca me soltó la mano, siempre me llevó a cursar y en cada desfile él estuvo conmigo”.

Lectores: 2145

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: